Iglesias asegura que los bienes volverán a Aragón y Milián afirma que "las cosas ahora están mejor"

El Obispo de la Diócesis de Barbastro-Monzón mantenía reuniones con el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, y con el Administrador Apostólico de la Diócesis de Lérida, Javier Salinas, con el objetivo de analizar la situación actual y buscar soluciones entre todas las partes para facilitar el regreso de las 112 piezas de arte que se encuentran en depósito en Lérida y que deben ser devueltas, según los reiterados decretos de la Sagrada Congregación de los Obispos y del Tribunal de la Signatura Apostólica.

El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, dejaba claro que los bienes regresarán a Aragón puesto que “se hicieron en Aragón, han pertenecido siempre a parroquias aragonesas, y ahora que hay sentencias a favor de Aragón que nadie dude que van a volver a Aragón”.

Iglesias recordaba que en los últimos doce años los tribunales eclesiásticos han dictaminado a favor del Obispado de Barbastro-Monzón, mientras que el Obispado de Lérida es el depositario. El presidente del Gobierno de Aragón aseguraba que ninguna autoridad civil podrá obstaculizar el cumplimiento de una sentencia. “El obispo de Lérida debe acatar la sentencia y devolver los bienes”, afirmaba Marcelino Iglesias.

El Obispo de Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, mantenía un encuentro con Iglesias para analizar la situación actual de los bienes, y unir acciones para conseguir el regreso de las piezas de arte. “Las cosas van bastante mejor”, señalaba Milián. En la reunión, Iglesias transmitía todo el apoyo del Gobierno de Aragón al Obispado de Barbastro-Monzón, al mismo tiempo que está dispuesto a realizar las gestiones necesarias en el tema de la catalogación de los bienes.

Iglesias y Milián confían que el Tribunal de la Rota Romana rechace la demanda presentada por la Diócesis de Lérida contra la sentencia de la Santa Sede que dictamina la titularidad de los bienes en litigio y su devolución a las parroquias aragonesas. Por ello, coincidieron en la conveniencia de mantener la vía de los tribunales canónicos que son los competentes en estas cuestiones y desde siempre han dado la razón a la Diócesis de Barbastro-Monzón.

Alfonso Milián y el Administrador Apostólico de Lérida, Javier Salinas, se reunían con el fin de “caminar juntos, y ver como se pueden ir limando las asperezas y dificultades”, según explicaba el Obispo de Barbastro-Monzón. El objetivo de los encuentros que se celebraban es dar pasos lo más seguros posibles.

Esta reunión es una más de las que han mantenido Alfonso Milián y Javier Salinas para dialogar sobre este asunto e intentar solucionar esta situación. El Obispo de Barbastro-Monzón avanzaba que Salinas está “por la labor” pero tiene muchas dificultades. Milián explicaba que está dispuesto a seguir manteniendo más encuentros puesto que “ve luces y la esperanza de la devolución está cada vez más fortalecida”.

Comentarios