La Feria del libro Aragonés de Monzón ya piensa en la próxima edición

Con la entrega de los premios FLA a la red de Bibliotecas de Aragón a la labor divulgativa, a La Clamor como popular y al Museo de Abizanda a la recuperación del pasado concluía la decimotercera edición de la Feria del Libro Aragonés que se ha celebrado en el recinto ferial de Monzón con el tema de “ Mitos , creencias y religiosidad en Aragón”.

Durante dos jornadas y media han pasado numerosos escritores como Óscar Sipán, Carlos Castán, Ismael Grasa, Dolores Galindo, Silvia Aguilera, José Antonio Adell, Celedonio García o José Luis Alegre Cudós. Así como los realizadores Laura Sipán, Eugenio Monesma y Pablo Argüelles. La música ha corrido a cargo del Grupo Folklórico de Nuestra Señora de Alegría, Margen Izquierda, Prau y Mallacán.

El director de la decimotercera edición, Jesús Planas, se mostraba satisfecho de la respuesta del público que ha resultado masiva en momentos determinados o por los stands en busca de la firma de sus autores favoritos aragoneses.Asimismo, ha habido mucha venta lo que siempre es señal de que la Feria ha ido bien.

La Feria del Libro Aragonés volvía a demostrar que en Aragón hay muy buenos dibujantes como Chema Lera que está preparando una serie de dibujos animados o el colectivo Malavida.

El éxito de la feria radica en la proximidad existente entre el público y el autor lo que hace que se traduzca en ventas. En Monzón se dan citas editoriales pequeñas que junto a las más grandes van sumando en busca de una identidad común de cultura aragonesa.

Para el presidente de la Institución Ferial, Joaquín Palacín, quien lleva desde el inicio de la feria, en este evento se produce un clima especial de fiesta que se traduce en un magnifico espectáculo. Asimismo, se está pensando en la decimoquinta edición, la de dentro de dos años, donde volvería a hacerse la de la Corona de Aragón con editoriales catalanas, valenciana y mallorquinas.

La fama de la Feria del Libro ha traspasado las fronteras de Aragón que hacen que escritores catalanes se acerquen hasta Monzón a conocerla e incluso impulsar una feria del libro pirenaico en la Seo de Urgell.

Comentarios