Ha llegado la nieve al Pirineo

Se ha cumplido el pronóstico que anunciaba nieve para el arranque de la semana. Durante las últimas horas, por encima de los mil metros, la nieve ha cubierto con una capa de 20 cm las pistas de esquí. El pronostico anuncia que continuarán las precipitaciones y que seguirán siendo de nieve en el norte de Huesca por encima de 1.000 metros, pero sobre todo en la vertiente norte. El principal enemigo esta siendo el viento.

Desde la tarde del domingo, la nieve cae en el Pirineo oscense. Se trata de la primera gran nevada de la temporada, con precipitaciones que han alcanzado los 20 centímetros de espesor en algunos puntos de la provincia, según ha informado el Instituto Nacional de Meteorología.

Se ha cerrado el puente de la Constitución e Inmaculada, con una nevada que abre nuevas ilusiones a las estaciones que todavía no han podido poner remontes en funcionamiento. En Austria, Francia e Italia están recibiendo importantes nevadas que han permitido un espectacular arranque de temporada. Este puente Cerler y Formigal han funcionado a medio gas y han contado con una media de casi 4.000 esquiadores/día muy lejanos a los más de 12.000 que pueden recibir en un día punta cuando están abiertas al cien por cien. Según Aramon han esquiado en torno a 30.000 personas

Ahora la mirada ya esta puesta en las navidades. Las reservas son altas y todo dependerá se si hay o no nieve

BALANCE DEL PUENTE

Para Cerler y Formigal el balance del puente es “positivo” según han explicado aún cuando las condiciones del sábado y domingo no eran las más favorables debido a las precipitaciones de lluvia, viento y nieve que se han ido combinando.

Astún, Candanchú y Panticosa siguen a la espera de poder abrir en las próximas horas.

Debido a la falta de nieve en algunos valles, la ocupación hotelera no ha sido buena, rondando en el valle del Aragón y Jaca entre el 40% y 50%. Por el contrario para el sector de restauración y bares el balance ha sido muy positivo. Las calles de localidades con viviendas de segunda residencia, como Jaca han estado llenas. Lugares como la Ciudadela, San Juan de la Peña o Pirenarium, han contado con una gran afluencia de turistas.

Actividades novedosas como el Belén de figuras de hielo, que estaba en el hotel Barcelo de Badaguás dentro del término municipal de Jaca, ha tenido en tres días 10.000 visitantes.

Formigal y Cerler han sido las únicas estaciones del pirineo aragonés que han estado abiertas de forma parcial. La cifra de visitantes ha sido buena. La parte negativa el tiempo que no ha acompañado

De cara a la Navidad las perspectivas son buenas, ya que las reservas son superiores a años anteriores, Ahora hace falta que la predicción se cumpla y nieve llegue en las próximas horas, para que todas las estaciones puedan estar en funcionamiento.

Comentarios