La Asociación para los Deportes Aéreos del Altoaragón en "compás de espera"

Fernando Abón, presidente de la Asociación, ha definido el 2007 como un año de “espera”. Los problemas de ampliación que existen, desde hace unos años, en las instalaciones municipales del campo de vuelo, que se han quedado ya obsoletas, han marcado el devenir de este año. La aviación ha evolucionado a una velocidad increíble, entre ellas, también la aviación ultraligera y el aeromodelismo que “reclaman” unas nuevas instalaciones. La consecuencia de todo ello ha sido que la actividad de la Asociación, este año, se haya visto condicionada.

Abón espera que, en breve, estas cuestiones se puedan solucionar porque, al margen, de la actividad de la Asociación, Barbastro y comarca merecen unas instalaciones acordes con las exigencias de las personas que llegan volando hasta Barbastro. Para Abón es el momento de “ampliar el nivel y la categoría” acorde con las actividades de ultraligeros y aeromodelismo que se desarrollan en las instalaciones.

El presidente de la Asociación ha indicado que un aeródromo abierto a todo tipo de actividad de aviación general es una puerta de entrada y salida a la actividad, lúdica, deportiva y promocional de la comarca del Somontano.

En los quince años de existencia de la Asociación, las instalaciones no han sufrido ninguna modificación a excepción del mantenimiento de las mismas y algunas mejoras obligatorias porque cada cuatro años, Aviación Civil, debe prorrogar la autorización como campo de vuelo de ultraligeros.

Fernando Abón ha recordado que ya hace años se presentó a los medios de comunicación el proyecto de una pista de 1.000 metros llana y orientada (la pista más larga de la que disponen en la actualidad es de 194 metros) habilitada para albergar aviones del siguiente nivel a los ultraligeros y que permitiría, entre otras cosas, comunicación con otros aeródromos, recibir turismo aéreo o incluso acoger viajes de negocios.

La Asociación, tras quince años de funcionamiento, cuenta en la actualidad con 60 socios, nivel normal para la zona según Abón. Ha desaparecido la actividad de parapente pero se mantienen ultraligeros y aeromodelismo.

Entre las actividades a realizar próximamente se barajan cuestiones promocionales relacionadas con el vuelo eléctrico como puerta de entrada al mundo de la aviación, cursillos de iniciación, bautismo de vuelo o vuelos de ruta. El resto como realizar concentraciones o acoger vueltas a Cataluña, Aragón o España están pendientes de la mejora en las instalaciones

Comentarios