Monzón quiere revitalizar la "Ruta del Temple"

La Ruta del Temple (Domus Templi) se constituyó oficialmente en marzo de 2003. Se enmarca en los itinerarios culturales del denominado “turismo de interior” y la integran los castillos y localidades de Peñíscola, Tortosa, Miravet, Monzón y Lérida. El control de todo lo relacionado con la Ruta y la organización de actividades recae en el Consorcio que forman los cinco ayuntamientos. De acuerdo con los estatutos, cada Corporación está al frente de la dirección un periodo de dos años. Por razones de distinta índole, el Plan de Dinamización elaborado en 2003 apenas se ha desarrollado. Por lo que respecta al Ayuntamiento de Monzón, cabe señalar que, a título particular, en el pasado mandato ejecutó el proyecto del Centro de Interpretación “Los Templarios”, exposición instalada en la capilla de San Nicolás que a efectos prácticos representa un atractivo para el conjunto de la Ruta.

Días atrás, en una reunión del Consorcio celebrada en Miravet (Tarragona), el Ayuntamiento de Monzón tomó el relevo en la presidencia, y el alcalde, Fernando Heras, planteó de salida dos iniciativas: la apertura de la Domus Templi a otros interesados (lugares con huellas templarias que entren en el ámbito geográfico de la Ruta), y el encargo a una empresa (tras valorar distintos presupuestos) de la organización de actividades de promoción “que doten de contenido al itinerario turístico y cultural”. El alcalde apuesta por una “gestión profesional” y la aprobación de una partida de fondos que permita programar actos culturales “itinerantes”.

En las primeras semanas de 2008 tendrá lugar una reunión técnica en Monzón para concretar los citados extremos. Heras manifestó que la revitalización de la Domus Templi “interesa a todos porque el turismo cultural gana adeptos día a día”. Las primeras acciones, ya recogidas en el primitivo Plan de Dinamización, consistirán en la programación de charlas, conciertos y exposiciones itinerantes. Así mismo, el alcalde sugiere la participación de todas las ciudades -por medio de una delegación oficial o una asociación- en acontecimientos puntuales como, por ejemplo, el Homenaje Templario a Guillem de Mont-Rodón que se celebra en el castillo de Monzón en junio. En otro orden de cosas, Monzón centrará su particular programación de 2008 en la conmemoración del octavo centenario del nacimiento de Jaime I el Conquistador, rey que pasó parte de su infancia en el castillo ribereño bajo la custodia de la Orden del Temple.

Comentarios