La Jornada de Pastoralismo y Trashumancia homenajeará a José Laencuentra

Este jueves se celebra, en el Centro de Congresos de Barbastro, la XI Jornada sobre Pastoralismo y Trashumancia en la que se rendirá un homenaje a la figura protagonista de estas jornadas: el pastor, representado en la figura de José Laencuentra Laencuentra que recibirá el Cayado de Honor de manos del Rector de la Universidad de Zaragoza.

José Laencuentra empezó a dedicarse al pastoreo y la ganadería con dieciséis años aunque esta tradición, en su casa, se remonta generaciones atrás. En la década de los cincuenta, había pocas ovejas en su casa, puesto que las circunstancias habían obligado a vender buena parte de los animales. La muerte de su padre le “obligó” a retomar el rebaño y con veintitrés años, recién llegado de la mili, comenzó la trashumancia a los puertos y la tierra baja. Laencuentra recuerda que, por aquel entonces, ya cogió tres pastores y se fue a la montaña de Eriste con un rebaño que no llegaba al centenar de ovejas donde “estuvimos subiendo cinco veranos seguidos”.

José Laencuentra vive a kilómetro y medio de Campo, en una aldea formada por tres casas cuyos vecinos se dedican a las ovejas, de tal manera, que años atrás llegaron a reunir casi cinco mil animales aunque en la actualidad la cifra no supera las tres mil quinientas de raza “chisqueta” la autóctona del valle de Benasque de ojos rojos, cortas de pata y con mucha lana para poder soportar el frío de los puertos.

La figura del pastor en compañía de perros y rebaños se pierde con el paso de los años porque según Laencuentra no queda gente y los jóvenes no quieren continuar la tradición porque “ata mucho”. El día a día comienza a las siete de la mañana con el traslado de pastores hasta el lugar donde se encuentran los rebaños y el cuidado de las ovejas que se quedan en casa y cuando llega el momento de la trashumancia la faena disminuye porque “se hace un rebaño con más de 3.000 ovejas” al que acompañan dos pastores.

Según Laencuentra “ya no quedan pastores porque el pastor se tiene que hacer desde pequeño y le tienen que gustar los animales. Cada día aprendes y el rebaño te enseña”. El buen pastor debe tener un conjunto de cualidades y Laencuentra señala que “si es un buen pastor sabe enseñar a los perros y manejar el rebaño”.

José Laencuentra echa de menos tiempos pasados porque entonces había mucha gente joven la que estaba en el gremio y hoy se va muy justo de gente. Además, entonces “se podían hacer números de un año para otro y ahora apenas llega para cubrir gastos”.

José Laencuentra Laencuentra expondrá su experiencia junto a su hijo José Laencuentra Prats a partir de las 17.30 de la tarde y a las 19 horas tendrá lugar la entrega del Cayado de Honor. Antes se habrán celebrado conferencias sobre “El pastor” y “Gestión ganadera y paisaje en áreas de montaña”, la comida pastoril y una mesa redonda sobre “Razas de pequeños rumiantes en peligro de extinción”.

Comentarios