Tráfico realizará más de 200.000 controles de alcoholemia a conductores en los próximos quince días

El mes de diciembre es un periodo en el que se produce un gran número de accidentes a causa de la influencia del alcohol en la conducción. En dicho mes del pasado año 237 personas perdieron la vida en accidentes de carretera y más de 1.000 resultaron heridas. En un gran porcentaje de esos accidentes el consumo de alcohol pudo ser el factor desencadenante, por ello hasta el próximo día 23 de diciembre la Dirección General de Tráfico lleva a cabo una campaña especial de intensificación de pruebas de alcoholemia que se acompañará con anuncios en televisión, radio y mensajes en los paneles de información en carretera, con el slogan “En el coche puedes vivirlo todo o puedes perderlo todo. Tú decides”.

Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil aumentarán los controles sobre dicho factor de riesgo, con el establecimiento de más de 800 puntos de control con el objetivo de realizar 15.000 pruebas diarias de alcoholemia a conductores que circulen por las carreteras, con un total aproximado previsto de al menos 200.000 en dicho periodo.

Se ha cursado invitación a los Ayuntamientos con más de 25.000 habitantes para que se sumen a la campaña, con el establecimiento de controles en sus respectivos municipios, así como a las Comunidades Autónomas de Cataluña y País Vasco, que tienen transferidas las competencias en materia de tráfico.

Las pruebas no solo se realizarán en horario nocturno, si no también en horas del medio día, para que los controles resulten también disuasorios de ingestión de bebidas alcohólicas durante las típicas comidas que son propias de este mes.

La ingestión de alcohol produce numerosas alteraciones orgánicas y psicológicas que pueden entrañar un grave riesgo durante la conducción de vehículos. Está demostrada la relación entre consumo de alcohol, incluso a bajas concentraciones etílicas, y la reducción de la capacidad de conducción que se refleja en el deterioro de la atención, de las funciones visual y auditiva, perturbaciones en el campo perceptivo, cansancio, somnolencia o fatiga muscular y los accidentes de circulación.

La campaña divulgativa que acompaña esta acción de vigilancia de alcohol, enfoca los mensajes desde las celebraciones del ámbito laboral, comidas y cenas de empresa, en las que con mucha frecuencia se justifican y minimizan los efectos del alcohol sobre la conducción o la cantidad del alcohol que se ingiere. Esta campaña, hace un recorrido por todos los recuerdos de momentos que dos amigos de la infancia, de toda la vida, han compartido asociados a su coche. El planteamiento de la acción parte del protagonismo que el vehículo tiene en nuestra vida. Cada vez tenemos más tiempo de vida asociado al vehículo. De esta forma se logra que todos los ciudadanos revivamos momentos parecidos que con seguridad hemos vivido.

Durante el año 2006, el número de controles realizados por los agentes de la Guardia Civil de Tráfico se incrementó en más de medio millón respecto de 2005, llegándose a la cifra de 3.860.626, en los que se detectaron 94.753 positivos, lo que representa que el 2,47 de conductores fueron denunciados por exceder las tasas máximas permitidas. Estos datos significan la reducción a la mitad en el número de positivos detectados en los últimos seis años.

Comentarios