El gato escaldado, de exposiciones huye

Nuria Garcés

Los oscenses vamos a poder disfrutar de una exposición llena de proyectos. Proyectos sobre las distintas formas que puede tener el agua, y que son las diecisiete propuestas que han llegado al Gobierno de Aragón, para la construcción del depósito de agua de PLHUS, dándole un plus, valga la expresión, de valor artístico. Las fotografías de las propuestas de diseño son realmente magníficas y podrían acabar suponiendo una importante imagen a las puertas mismas de Huesca. Pero me asalta una duda malévola. ¿Se acabará haciendo?

Me explicaré. Los proyectos que, en esta ciudad, han contado con una exposición previa, han terminado gafados o sin llevarse a cabo. No hay más que pensar en aquel concurso de ideas para la construcción del Palacio de Exposiciones y Congresos, en el que, en medio de otras maravillas, lucía precioso el proyecto de Cano Lasso, en la exposición que se llevó a cabo en el Centro Cultural del Matadero. No se hizo.

Lo mismo ocurrió con el Centro de Interpretación del agua, a ubicar en Yéqueda, y promovido por Riegos del Alto Aragón. Tras la exposición de proyectos, en la propia sede de los regantes, ganó el concurso del arquitecto madrileño Ángel Verdasco. También quedó en agua de borrajas, nunca mejor dicho.

Y finalmente, algo parecido podríamos decir del Palacio de Deportes de Enric Miralles que sí, finalmente se construyó, pero para nada el proyecto inicial que se había diseñado, recuerdan, con esa cubierta de ondas, sujeta por aquellos grandes tirantes, que acabaron cediendo. Bien, pues en este caso, también hubo concurso de ideas y exposición de maquetas en la Diputación Provincial de Huesca.

En fin, yo, no es por parecer gafe, pero a ver si este faro motivo de la exposición es un “hito” en romper, ojalá, el mal fario de Huesca y sus grandes proyectos.

Comentarios