La CREFCO considera un "punto de inflexión" la iniciativa de Aquitania para la reapertura del Canfranc

A finales de este mes comenzarán los trabajos de desbroce de la vía férrea entre las poblaciones francesas de Olorón y Bedous, por la que está previsto que vuelvan a circular los trenes en abril de 2010, después de treinta años de interrupción del tráfico ferroviario. Así se desprende de la carta que el presidente de Aquitania, Alain Rousset, ha enviado al Comité para la reapertura de la línea Olorón-Canfranc (Créloc). Tanto desde la CRELOC como desde la CREFCO se ha valorado muy positivamente la iniciativa de Aquitania.

Audio sin título

El 1 de junio de 1980 la SNCF suspendió sus servicios entre la ciudad de Olorón y Bedous tras el accidente del puente de Estanguet, que supuso el cierre de este enlace ferroviario internacional. Ahora la región de Aquitania ha decidido financiar en solitario la reapertura de este tramo de 24,7 kilómetros que, según señala el presidente Rousset en su carta, "impulsará una nueva dinámica que, al final, permitirá reabrir la línea internacional Pau-Canfranc-Zaragoza a los viajeros y las mercancías".

Además, la región y el gobierno central francés han acordado incluir en el próximo contrato del plan la regeneración del único tramo del Canfranc francés actualmente en activo: los 34,8 km. que separan Pau de Olorón. La inversión total prevista para ambos tramos es de 65 millones de euros, de los que 43 serán aportados por Aquitania y el resto por el Ministerio de Equipamiento. Con ellos se mejorará la plataforma y se renovará totalmente la vía.

Alain Cazenave, portavoz de la CRELOC, ha indicado que se trata de un paso muy importante el dado por Aquitania para la reapertura del Canfranc en 2010.

Cazenave ha indicado también que en Francia se está tomando conciencia de que el ferrocarril es la solución al transporte en zonas de montaña que más respeta el medio ambiente, por lo que el Canfranc es un buen ejemplo.

La Coordinadora para la reapertura del ferrocarril Canfranc-Olorón (Crefco) ha indicado que es un punto de inflexión, ya que hasta ahora Francia era el obstáculo para la reapertura. Ahora Aquitania tiene un compromiso firme con la línea ferroviaria, según ha afirmado Luis Granell, miembro de CREFCO.

Granell ha indicado también que la actitud de Aquitania deja en evidencia al Gobierno de Aragón que con “su estrafalaria propuesta de perforar la Sierra Caballera ha servido en bandeja al Gobierno central la excusa para paralizar la modernización integral de la parte española de la línea”.

Comentarios