Pirineos Atlánticos rescinde la conexión carretera transpirenaica pactada con Navarra

Las razones para la ruptura del convenio son la nueva orientación de la política francesa de impulsar el transporte ferroviario. La consejera de Obras Públicas, Transportes y Comunicaciones, Laura Alba, ha anunciado la decisión. Hace un año, Navarra, con su presidente anuncio “acuerdos importantes” para la vía carretera Pamplona-Orthez; ahora la situación cambia por "nueva orientación en Francia"

Audio sin título

Se trata de una noticia que tiene importante repercusión para Aragón ya que se encuentra sobre la mesa el proyecto ferroviario de la Travesia Central y la recuperación del Canfranc. Aquitania empieza este mes la obras del tramo Oloron-Bedous

El departamento de Pirineos Atlánticos ha decidido rescindir el convenio de conexión viaria transpirenaica Navarra-Francia y no continuar adelante con el este proyecto, según anunciba en rueda de prensa la consejera de Obras Públicas, Transportes y Comunicaciones, Laura Alba.

Las razones para la ruptura del convenio son la nueva orientación de la política francesa de impulsar el transporte ferroviario y paralizar los proyectos viarios anunciados por parte del presidente francés Nicolás Sarkozy, el pasado mes de octubre.

La consejera del Gobierno de Navarra Laura Alba se reunia esta semana con los alcaldes de la zona afectada para trasladarles la decisión.

HACE UN AÑO MIGUEL SANZ SE MOSTRABA “MUY OPTISMISTA”

El presidente Navarro , informaba el Diario de Navarra, que comparecía en la Cámara a petición del PSN y recordaba que en la cumbre hispano-francesa celebrada el pasado mes de octubre 2006 en Barcelona el estudio de esta infraestructura formó parte del acuerdo final, un paso que consideró importante aunque tanto Navarra como el Consejo General de los Pirineos tienen competencias en materia de carreteras.

Sanz indicaba, asimismo, que esta vía es elemento «imprescindible» para el desarrollo económico y social y la vertebración del territorio y al mismo tiempo abogó por que también el transporte transfronterizo de mercancías pueda hacerse por ferrocarril en alta velocidad, punto en el que aludió a la conexión del trazado navarro con la «Y» vasca.

Explicaba además que los trabajos técnicos del anteproyecto de la Pamplona-Orthez están «muy avanzados» y que en sucesivas reuniones con entidades locales y sociales navarras y francesas se ha conseguido sensibilizar sobre la conveniencia de esta vía que encuentra una «feroz oposición» en sectores abertzales.

El objetivo del Gobierno de Navarra, precisaba, es conseguir un acuerdo con el Consejo General de los Pirineos para ejecutar el proyecto de la manera más rápida posible, si bien admitió que a esta infraestructura habrá que añadir otras «medidas complementarias» que contribuyan al desarrollo de la zona pirenaica.

La apuesta del Gobierno de Navarra contaba con el apoyo de los partidos que lo sustentaban, UPN y CDN, así como con el respaldo socialista, formación que a través de Fernando Puras reclamó en todo caso colaboración y cooperación institucional con el Estado.

También IU mostraba su adhesión al transporte de mercancías por ferrocarril aunque José Miguel Nuin advertía que este asunto no se ha estudiado desde el Ministerio de Fomento, a lo que añadía que con la vía Pamplona-Orthez «no se observan grandes novedades» pues de la cumbre de Barcelona salió «sólo el compromiso de un estudio».

Las críticas al Ejecutivo foral llegaban de Aralar, PNV y EA y al respecto los portavoces de los dos primeros partidos, Miren Egaña y José Luis Etxegarai, indicaban que la vía transpirenaica hará «un favor a la logística internacional» y servirá «de paso de mercancías» pero no contribuirá al desarrollo pirenaico ya que ello requiere de un planeamiento general que incluya distintas acciones.

Comentarios