Levante 243- Aragón 0

Luis Laiglesia

Me cuentan, como dice el tópico periodístico, fuentes de toda solvencia, que desde que se derogó el trasvase, el Levante Español ha visto como una red de desaladoras ha comenzado a producir agua para atender las necesidades hídricas de quienes se vienen quejando, más de vicio que de otra cosa.

Este gobierno de Zapatero que eliminó el Plan Hidrológico Nacional promovido por el Gobierno de José María Aznar, no ha titubeado a la hora de arrimar el hombro para el Pais Valenciano, Murcia y Almería, a pesar de que no gobierna en dos de esas tres comunidades, y hoy produce 243 hectómetros cúbicos de agua desalada más que en 2003 para esta zona de la península.

Por el contrario, en Aragón, tras la derogación del temido trasvase no hemos visto vuelta buena. Narbona no ha dado un solo paso para atender las necesidades de los regantes. A pesar de Mesas y Comisiones, hoy nuestra tierra no tiene ni un solo hectómetro cúbico de agua más respecto a la que disponía en 2003.

Se puede entender, y en parte compartir, las reivindicaciones de Artieda, Santaliestra o Biscarrués, pero hay otros embalses proyectados que no tienen contestación social, sobre los que, además, los defensores de la nueva cultura del agua tanto han cacareado.

¿Qué ocurre con esos embalses? Nadie habla de ellos. El objetivo era tumbar lo que no gusta a los nuevos adalides medio ambientales madrileños y, de paso, ahorrarse el Ministerio unas perras que luego puede derivar a programas de dudosa efectividad, pues están proyectados por prebostes que apenas pisan el campo si no es el fin de semana.

En Aragón estamos cansados de ser la reserva espiritual de occidente y de visiones ecológicas que suponen no hacer nada. Eso tiene otro nombre, eso es ostracismo puro y duro, lo que nos ha llevado a que, de momento, en este partido nos ganen por goleada.

Comentarios