Exitosa jornada de convivencia padres e hijos en Monzón

El Programa de Habilidades Educativas para las Familias organizado por la Concejalía de Servicios Sociales se ha desarrollado con éxito de participación y resultados. El pasado domingo, unas 150 personas, entre niños y adultos, asistieron a la jornada de convivencia celebrada en la Nave de la Azucarera. De once a dos de la mañana, padres e hijos compartieron los juegos de los cuatro “rincones” propuestos por las técnicos del Módulo Psicosocial: el de los Hábitos Saludables, el del Ocio, el de las Emociones y el de las Interacciones. El colofón fue una comida en el mismo recinto. Acompañaron a la concejal del área, Isabel Blasco, el alcalde, Fernando Heras, y los responsables de Juventud y Cultura, Carlos Dueso y Elisa Sanjuán.

A las cuatro sesiones del Programa han asistido unas setenta personas de media, lo que certifica la oportunidad de esta propuesta dirigida a los padres y madres con hijos en Educación Primaria “interesados en conocer la mejor manera de relacionarse con los chavales, transmitirles valores y prevenir las drogodependencias”. Las charlas se titularon: “¿Por dónde empezamos?” (descripción de objetivos), “La comunicación en mi familia” (aceptar las críticas, tanto los padres como los hijos), “Las normas en la familia (negociaciones, sanciones y castigos); “¿Cómo y cuándo decir no?” (punto intermedio entre el autoritarismo y el todo vale), y “La afectividad y la autoestima en los niños” (valores de la personalidad de cada individuo). El Programa ha enlazado con el de Educación para la Salud y Prevención de las Drogodependencias que desde el curso 2003-04 se desarrolla en los colegios de Monzón.

Los padres, madres y tutores se han involucrado. Las técnicos del Módulo destacaron que las preocupaciones comunes son dos: cómo “llegar” a los niños (establecer una comunicación fluida y habitual) y cómo poner límites y normas (“temor a pasarse o no llegar”). Asimismo, los participantes han valorado el intercambio de experiencias, “el darse cuenta de que lo que ocurre en su casa también sucede en otros hogares”. Blasco expresó su satisfacción por el “extraordinario” balance, recordó que fueron los propios padres los que pidieron la extensión al ámbito de los adultos del programa que se imparte en los colegios, y aseguró que la experiencia tendrá continuidad.

Comentarios