La comunidad musulmana celebra este miércoles la Fiesta del Cordero

2005032222 inmigrantes.jpg

En recuerdo del sacrificio de Abraham, a quien Dios no dejó matar a su hijo, y le ordenó que matara un cordero en su lugar, los musulmanes celebran en esta jornada la Fiesta del Cordero, con una serie de rezos que les sirven para ser perdonados por Alá de todo lo malo que hayan podido haber hecho durante el año. En Huesca, un año más, esta fiesta también se celebrará.

A primera hora de la mañana, entre las 8:30 y las 9:30, los musulmanes de Huesca se reunirán para rezar. No lo podrán hacer, como es habitual, en el polideportivo del Colegio Pío XII, porque ya estaba ocupado por otra actividad. Ello ha supuesto que deban distribuirse por las dos mezquitas que hay en Huesca, en la calle Camila Gracia y en Perena. Sin embargo, no cabrán, porque serán muchos los que quieran participar en esta fiesta. Además, la tradición musulmana indica que hombres y mujeres deben rezar separados, algo que no puede hacerse allí, por falta de espacio. Esto también impedirá que los niños y niñas puedan participar, por lo que han decidido que los llevarán al colegio normalmente. Muchos, pues, sobre todo las mujeres, tendrán que rezar en sus propias casas.

Ya, al mediodía, quienes puedan, sacrificarán un cordero, que las mujeres se encargarán de cocinar y guisar. Normalmente, se juntarán varias familias para degustarlo, porque la religión islámica dice que deben compartirlo con quienes no pueden. En las casas o incluso en las mezquitas, se celebrarán comidas muy concurridas para acabar de conmemorar la Fiesta del Cordero.

En África, esta fiesta suele durar dos días, pero en Europa, dado que deben trabajar, los musulmanes la han reducido a una jornada. La fiesta coincide con la época de las peregrinaciones a la Meca, de las que tanto se está hablando estos días.

Comentarios