IU propone dar el nombre “María Sánchez Arbós” a la Escuela Infantil Municipal

María Sánchez Arbós fue una mujer comprometida con la educación y con la sociedad de su tiempo, dedicando su ilusión y su talento a la educación de los más humildes. Licenciada en Filosofía y Letras, fue inspectora y profesora de la Escuela Normal de La Laguna y de Huesca. Para esta formación política se indica que este centro “se honrará de llevar el nombre de una maestra que se comprometió con la sociedad de su tiempo y con la educación.”

 Estrechamente vinculada a Huesca, estudió Magisterio en La Escuela Normal y Bachillerato en el Instituto General y Técnico; ejerció como profesora de la Escuela Normal en Huesca desde 1925 a 1928. Junto a su marido Manuel Ontañón y Valiente, frecuentaban la casa de Ramón Acín y de Concha Monrás y fueron amigos de los Bello-Lasierra.

 

Estuvo muy próxima a la Institución Libre de Enseñanza, el movimiento de renovación cultural y pedagógica que transformó la sociedad española en el primer tercio del siglo XX. Durante la II República, dirigió uno de los nuevos Grupos Escolares que creó el gobierno republicano en Madrid, el dedicado a Francisco Giner. Por su compromiso con el programa educativo de la República, tras la Guerra Civil, sufrió la depuración, la cárcel y la expulsión del Magisterio.

 

Es autora de varios libros y de centenares de artículos en importantes revistas pedagógicas. Mi diario, editado en Méjico en 1961 y hoy reeditado por el Departamento de Educación del Gobierno de Aragón, está presente en todos lo centros públicos de enseñanza no universitaria de nuestra Comunidad Autónoma. Su obra, es hoy reconocida y respetada por los especialistas de la Historia de la Educación de las universidades españolas. De hecho, la editorial Biblioteca Nueva ha publicado en su colección Clásicos de la Educación Una escuela soñada, antología de los textos que María publicó en el Boletín de la Institución Libre de Enseñanza.

 

Comentarios