Se inicia la operación especial de Tráfico de Navidad

tráfico

Desde este viernes, hasta el próximo día 7 de enero la DGT pone en marcha un dispositivo especial que se dividirá en tres fases para controlar los más de 18 millones de desplazamientos que se realizarán por las carreteras españolas durante este periodo. La primera parte se desarrolla desde las 15 horas de este viernes 21, hasta las 24 horas del día 25. En Huesca no se esperan problemas importantes, salvo que las condiciones de nieve, hielo y lluvia puedan afectar al tráfico, especialmente en la zona norte de la provincia.

Por el momento, este 2007 está resultando menos trágico en el Alto Aragón con un descenso que está situado, según los datos provisionales de la Jefatura Provincial de Tráfico, entre un 12 y un 15 por ciento menos de accidentalidad. En cuanto a víctimas mortales estamos hablando de 35 personas que han perdido la vida en lo que llevamos de año, cuando en 2006 fueron 54 los fallecidos en accidentes de tráfico en nuestras carreteras.

Precisamente para reducir la accidentalidad se han tomado medidas como la colocación de radares fijos en la red viaria. En el caso de la provincia de Huesca a principios del año que viene estarán operativos cuatro nuevos radares fijos en las carreteras de la provincia de Huesca. Su ubicación será en la N-211 en Torrente de Cinca, N-II en Fraga, N- 230 en Benabarre y en la A-132 en la entrada de Huesca. Este último ya tiene terminada la obra civil y falta su instalación.

Con estos nuevos cuatro cinemómetros se completarán los 10 establecidos en el Plan de Instalación de Radares Fijos que se anunciaron por la DGT para el periodo entre los años 2005 y 2007. A ellos hay que añadir los dos que controlan la velocidad en el túnel del Somport.

Además de estos cuatro nuevos radares fijos, las carreteras de la provincia cuentan con otros seis instalados en los últimos años. Tres se encuentran en la N-240 y el resto en la A-23 en la autovía Huesca- Zaragoza en el punto kilométrico 566; en la N-123 en las proximidades de Barbastro en dirección a Graus y en la N-330 en la variante de Sabiñánigo.

Las medidas especiales de tráfico durante estos días se intensificarán en tres periodos, coincidiendo con las festividades de Navidad (del 21 al 25 de diciembre), Fin de Año (del 28 de diciembre al 1 de enero) y Reyes (del 4 al 7 de enero). La DGT ha recordado a los conductores que el consumo de alcohol es uno de los principales factores de riesgo y ha alertado sobre la posibilidad de que durante las fiestas la meteorología sea desfavorable, con nieblas, hielo y nieve en las carreteras.

Comentarios