Cáritas Huesca recuerda los problemas de los transeúntes

Cáritas Diocesana de Huesca quiere llamar la atención esta Navidad sobre los problemas sanitarios que padecen las personas en riesgo de exclusión, y especialmente las personas sin hogar. Las personas a las que atiende la entidad eclesial en la Diócesis son un reflejo de que el derecho a la Salud no es completo para todos y para las personas que se encuentran en la calle es sumamente difícil acceder a él. Cáritas pide a la sociedad oscense que en estos días sea consciente de la situación de pobreza que viven los transeúntes. Se dirige en especial a responsables y dirigentes las administraciones públicas para que se hagan conscientes de este grave problema que afecta a numerosas personas.

 

En el trabajo de Cáritas Diocesana de Huesca se hace evidente este problema. Baste señalar que el 10 por ciento del presupuesto del Programa de Acogida se destina a atención directamente sanitaria como ayudas para la compra de medicación o tratamientos ajenos al sistema público de Salud, como el tratamiento bucodental. Es este uno de los servicios no contemplados en los servicios públicos y uno de los problemas más graves de quienes vienen en la “rueda del transeuntismo”, con malas dietas y mínimas condiciones higiénicas.

 

También se detectan en estas personas problemas de salud mental, que agravan los riesgos de exclusión.

 

A las ayudas directamente relacionadas con la Salud, Cáritas Diocesana de Huesca añade ayudas en otros campos de directa influencia en la salud, como alimentos y vivienda. Además, la entidad dedica recursos a dotar de sillas de ruedas, muletas, andadores o camas a personas sin capacidad para disponer de estos bienes. Incluso hay demandas de este tipo desde servicios públicos para personas pobres.

 

En los programas promocionales, Cáritas Diocesana de Huesca incluye formación para la Salud. Se llevan a cabo, por ejemplo, en los cursos de formación ocupacional para mujeres gitanas e inmigrantes y en los servicios de atención a menores.

 

Desde sus servicios de Transeúntes, la entidad ofrece algunos apoyos en el tema de Salud. El piso de acogida para “sintecho” supone una herramienta de reinserción para estas personas y, además, ha permitido que algunas puedan ser atendidas en necesidad de salud que se agravaban en situación de exclusión.

 

Cáritas quiere reclamar el derecho y la oportunidad de acceso a una salud digna para todos, sea cual sea su situación, y que se articulen los mecanismos que permitan acceder en igualdad de condiciones a las personas excluidas.

Comentarios