Santiago Mainar, de nuevo en los juzgados de Jaca

El único detenido por el asesinato del alcalde de Fago, el guarda forestal Santiago Mainar, era trasladado este viernes a los juzgados de Jaca para ser sometido a una prueba médica que podría ser utilizada en el proceso judicial abierto contra él. El Fiscal Jefe de la Audiencia asegura que el sumario del caso está casi terminado.

Audio sin título

A la salida de los juzgados, el nuevo abogado defensor de Mainar, Marcos García-Montes, ha explicado que las pruebas médicas intentarán probar que Mainar es zurdo y que tiene cataratas; lo que, según la defensa, demostraría que no fue la persona que efectuó los disparos contra Grima.

Además, García-Montes ha explicado que la defensa tiene previsto solicitar nuevas pruebas para demostrar que Santiago Mainar estaba resfriado el día que se cometió el asesinato y no era capaz de recorrer a pie una distancia tan amplia como la que se suponía. También se solicitarán partes meteorológicos para demostrar que esa noche había niebla. Según la defensa, el juicio contra Mainar podría celebrarse después del verano de 2008.

La acusación particular, representada por el abogado Enrique Trebollé, resta importancia a esta prueba médica. Recordamos que, según el sumario, el disparo por el que murió Miguel Grima se hizo a sólo 5 metros de distancia.

El Fiscal de la Audiencia Provincial de Huesca, Felipe Zazurca, explica que, lógicamente, la defensa del imputado está en su derecho de solicitar cuantas pruebas considere pertinentes. Zazurca asegura que, a no ser que la defensa siga solicitando nuevas pruebas, el sumario del caso está prácticamente terminado.

El pasado 27 de marzo, el agente forestal y ganadero Santiago Mainar, fue imputado por la juez como presunto autor de un delito de asesinato, mientras que el Ministerio Fiscal y las acusaciones particular y popular, solicitaron que se sumarán los delitos de tenencia ilícita de armas y atentado contra la autoridad.

Miguel Grima murió en la carretera que va desde Majones a Fago en la noche del 12 de enero, a consecuencia de los disparos de una escopeta de postas. Santiago Mainar, que mantenía numerosas diferencias con Grima, fue detenido el 2 de febrero, y aunque se confesó autor de los hechos en su declaración ante la Guardia Civil, horas después, en el Juzgado proclamó su inocencia.

Comentarios