Los hosteleros confían en que las Navidades supongan el inicio de un buen año para el sector

2004062929 Habitación Gran Hotel.jpg

Las Navidades se están comportando de forma muy positiva para el sector de la Hostelería. Con la nieve que ha caído en los últimos días y el buen tiempo, las reservas hoteleras se han animado muchísimo y están, de cara a fin de año, con el cartel prácticamente completo. Desde el sector empresarial lo están tomando con mucha alegría porque se ha pasado un año muy duro. Ahora es el momento, dicen, de que empresaros y clientes se resarzan.

La Navidad, en lo que al turismo se refiere, tiene dos partes. Una más tranquila, los primeros días, y la que se sitúa alrededor de la Nochevieja y Reyes, con mucho más movimiento turístico.

En estos días, los hoteles y restaurantes se encuentran un poco de todo. Familias con niños que pasan las fiestas, pero también muchas parejas que celebran el fin de año en un sitio diferente. Eso, en zonas de montaña, los expertos aseguran que tiene mucho encanto.

El buen tiempo reinante ha contribuido a que los esquiadores pudieran disfrutar de su deporte. Sin embargo, hay otros muchos turistas que no esquían. Para ellos también hay múltiples posibilidades.

Y ya, finalmente, los hosteleros tienen una serie de deseos que pedir de cara al nuevo año que está a punto de comenzar. Esperan buen tiempo, nieve en su momento y que la Expo 2008 también acabe acercando a los turistas hasta la provincia de Huesca y también al Pirineo.

Desde la Asociación Provincial de Hostelería se considera que la Expo 2008 debería contribuir a aumentar la presencia de turistas, no sólo en Zaragoza, sino también en el resto de Aragón.

Comentarios