El turismo rural también cuelga el cartel de “completo”

2002111818 turismo rural.jpg

La ocupación de los establecimientos de Turismo Rural en Aragón roza el completo en estas fechas navideñas y de año nuevo. Los visitantes valoran la belleza de los espacios naturales, así como la amplitud de las casas de Turismo Rural, lo que posibilita acudir en grandes grupos familiares o de amigos, pero sobre todo, la variedad de entornos y ofertas paralelas. A todo ello se une una buena relación calidad precio. Y en lo referente a la gastronomía, también se valora la cantidad. Todos estos factores están haciendo del turismo rural un valor consolidado y que sigue en alza. 

Estas fechas junto a las de verano son las de temporada más fuerte, muchos de los visitantes de la época estival, hacen ya entonces sus reservas para diciembre y enero, momentos en los que las zonas rurales preferidas son las cercanas a las áreas de montaña, por el atractivo añadido de la nieve.

Aunque durante todo el año también hay otras posibilidades. Además de la alta montaña, la gente quiere zonas de naturaleza que sean bonitas. En la provincia de Huesca encontramos el Pirineo, pero también la Sierra de Guara. Pero por todo Aragón hay distintas ofertas.

Uno de los éxitos de este turismo rural es la variedad de la oferta paralela que brinda. Cuando los clientes, por razones de espacio, deben ser derivados a otros alojamientos, se quedan sorprendidos por la gran y variada oferta que existe en la comunidad autónoma, con muchas empresas de turismo de aventura, museos de todo tipo, también etnológicos, además de paisajes de inigualable belleza.

No hay que olvidarse tampoco del atractivo de la gastronomía que sorprende por la calidad y la cantidad. Y es que los restauradores en Aragón, y especialmente en la provincia de Huesca presentan una gran categoría.

Comentarios