El Sabiñánigo cierra su peor primera vuelta de los últimos años

La Agrupación Deportiva Sabiñánigo sigue sin levantar cabeza, perdía el último encuentro del año en Utebo 2-0 y se coloca en el furgón de cola, ocupando puestos de descenso.El equipo serrablés cierra así un año nefasto en el que han pasado por el banquillo rojiblanco cuatro entrenadores y se llevaba a cabo una profunda renovación en la plantilla, sin que nada haya surtido efecto como revulsivo para sacar al equipo de su delicada situación.

Una de las claves del bache es que a las limitaciones de una plantilla corta se ha sumado el gafe de las lesiones que prácticamente ha impedido repetir un once titular a lo largo de la temporada.

Aún reconociendo esta situación, lo cierto es que el Sabi ha demostrado hasta la fecha su escaso potencial de ataque siendo uno de los equipos menos anotadores de la categoría. Tampoco la línea defensiva que tradicionalmente ha sido el puntal del Sabiñánigo funciona bien esta temporada y ya se han encajado 38 goles. Y por último el Sabiñánigo con 6 empates, es el equipo de la tercera aragonesa que más encuentros finaliza con reparto de puntos, lo que tampoco ayuda a escalar puestos en la tabla.

Con este panorama, lo cierto es que cunde el desánimo y la preocupación entre los aficionados que siguen esperando la reacción de su equipo mientras, partido a partido, son más los que abandonan las gradas del municipal serrablés en un claro gesto de desacuerdo con el club.

Para lograr el rearme moral del equipo, la mejor medicina sería sin duda vencer en el campo del eterno rival, un Jacetano colista que desea el mismo regalo de Reyes, tres puntos de oro ante el Sabiñánigo.

Esperemos que con la llegada de 2008 cambie la situación y la fortuna que tantas veces ha faltado acompañe al nuevo técnico Miki Álvarez y a toda su plantilla de lesionados y no lesionados.

Comentarios