Cartas al director : ¿Juegos tradicionales o trogloditas?

Mercedes Navarro, deportista federada en Tiro de Barra Aragonesa.

Siempre que había asistido a una exhibición de Juegos Tradicionales Aragoneses lo había hecho como espectadora, con admiración hacia esos hombres fuertes y grandes que lanzaban una enorme barra de hierro, en una especie de competición que yo siempre intuí de trato más amigable que de rivalidad.

Siempre me preguntaba por qué no había mujeres tiradoras y es que “la tradición” por lo visto era sólo de hombres. Pero un día, el club El Barrón de Teruel propuso a la Federación Aragonesa de Deportes Tradicionales el incluir la categoría femenina en la modalidad de Tiro de Barra, con lo que además de “Teruel existe” a partir de entonces “las mujeres también existen” en este deporte tradicional.

De esto hace sólo unos 4 años y yo, por casualidades de la vida, me incorporé a este mundo deportivo casi desde el principio. Natural de Teruel, pero residente en Huesca desde niña, me pareció una bonita forma de “integración” en la cultura aragonesa, y he competido por el Club Altoaragoneses al que pertenezco y he viajado por todos los confines de Aragón. Me pareció un atractivo reto fue ir haciendo camino junto a mis compañeras en este, hasta ahora, masculinizado mundo del deporte tradicional.

Decir que ha sido fácil no sería cierto, ha sido una travesía con muchos obstáculos y desilusiones, sobre todo por la actitud del Presidente de la Federación y toda su directiva hacia la participación de las mujeres en este deporte. No se si es porque “tradicional” se confunde a veces con “troglodita” pero se han quedado anclados en costumbres y valores machistas y trasnochados. Su actitud es de clara discriminación y trato desigual hacia las mujeres respecto de los hombres y desafortunadamente queda muy lejos de la realidad social actual que avanza hacia la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, tal y como promulga la reciente ley.

Aunque afortunadamente ellos y los que piensan como ellos son los menos, sí es cierto que dar el paso adelante de renovar las “tradiciones” cuesta mucho, incluso en el deporte. Es difícil romper el discurso de “siempre ha sido así” y lo cierto es que por muchos que nos creamos lo de la igualdad entre hombres y mujeres, si no unimos nuestras voces para decir “pero ahora es asa” no conseguiremos hacerla realidad. No vale con tener la razón sino que hay que hacerla ver a aquellos que no la tienen.

Y en esta tarea por la igualdad estamos todos implicados: las tiradoras, los tiradores, los jueces, los clubes, los patrocinadores, el público, la prensa y los organismos oficiales. Sobre todo éstos últimos que son , al fin y al cabo, quienes subvencionan a las Federaciones Deportivas y quienes no deben permitir por parte de éstas un trato discriminatorio hacia la mujer en el deporte.

Que este deseo se vea cumplido en este año nuevo que entra y que cada vez seamos más los que abogamos por un mundo más igual y más justo y porque el Deporte Tradicional Aragonés no sea sólo cosa del pasado, porque tenga un digno futuro donde tanto mujeres como hombres tengamos cabida.

Comentarios