Cartas al director ; CCOO señala que la desaceleración provoca más paro en los colectivos “ más vulnerables “

El paro registrado aumentó en el mes de diciembre en 1.007 personas, un 2,69% respecto al mes anterior, un punto por encima de la media española (1,67%) y cuatro veces por encima del número de parados registrados en diciembre de 2006. En Aragón hay 38.378 personas inscritas en las oficinas del INAEM, 1.871 más que las que había en 2006 que representan un aumento del paro anual del 5,13%. Por provincias Huesca es la que peor comportamiento manifiesta con un incremento del paro interanual del 8,64%, seguida de Zaragoza (4,84%) y de Teruel (2,15%). Para CCOO de Aragón estos datos corroboran el debilitamiento del ciclo económico que repercute en una menor creación de empleo y en un empeoramiento de las condiciones de la población laboral más vulnerable.

De los 38.378 parados 22.449 son mujeres, el 58,49%, mientras que los 15.929 restantes son hombres, el 41,56%. El aumento del paro en 2007 ha incidido en mayor medida en los hombres con un 8,18% frente al 3,06% en el que lo ha hecho el paro femenino, un fenómeno que para esta central tiene su explicación en el peor comportamiento que han tenido sectores tradicionalmente masculinizados como construcción o agricultura que han registrado una mayor destrucción de empleo que otros con mayor ocupación femenina como servicios.

“Como veníamos advirtiendo hace tiempo, la construcción es el sector que más esta sufriendo la desaceleración del crecimiento económico con un aumento de paro registrado del 14,60%, seguido por la agricultura con un 10,50%, servicios con un 4,89% e industria con un 2,90%”, subrayan desde CCOO Aragón. A su entender, esto explicaría el mayor aumento del paro masculino respecto al femenino y las “preocupantes cifras” de evolución del paro de la población extranjera, un colectivo de trabajadores que se concentra en mayor proporción en actividades agrarias y de construcción, con altas tasas de temporalidad y mayor grado de vulnerabilidad como demuestra el hecho de que haya aumentado el número de desempleados en un 26,64% respecto a 2006.

El número de contratos registrados en Aragón durante el mes de diciembre fue de 30.553, un 23,82% menos que los formalizados en noviembre y un 14,02% menos respecto a 2006. De esta cifra 4.102 contratos (el 13,43%) fueron indefinidos mientras que los 26.451 restantes (el 86,57%) fueron temporales. En todo el año 2007 se han realizado 498.703 contratos de los que 62.685 (el 12,57%) son indefinidos y el resto temporales.

Por otra parte, el porcentaje de indefinidos se sitúa medio punto por encima de la media nacional (11,92%) pero baja casi medio puno respecto por debajo del 13,01% con el se cerró 2006. CCOO Aragón interpreta este dato como una “muestra evidente de que los efectos la reforma laboral empiezan a debilitarse frente a una desaceleración económica que empeora las condiciones de trabajo y se ve incapaz de reducir la alta tasa de temporalidad que alcanza al 28,6% de la población asalariada”.

Para este sindicato la evolución del mercado de trabajo aragonés pone de manifiesto que “Aragón está perdiendo capacidad de generar empleo debido a que las actividades productivas en las que está basando su crecimiento (construcción y servicios de consumo), se fundamentan en la temporalidad y en la precariedad laboral”. “De ahí que ante una situación como la actual de menor capacidad de crecimiento económico, los colectivos con más precariedad son los que estén sufriendo el enfriamiento de economía con su salida del mundo laboral y con una mayor rotación de empresas y contratos de trabajo”, añaden.

Por último, CCOO considera necesario ampliar la protección a las personas en paro y un mayor control por parte del Gobierno de Aragón sobre el abuso de la contratación temporal, estableciendo medidas que aseguren el empleo estable y mayores sanciones para los empresarios que incumplen la legislación en materia laboral.