Pocos cambios, en los últimos años, en la Iglesia Española

La Conferencia Episcopal ha elaborado un estudio titulado "La Iglesia católica en España. Estadística. Edición 2007", a través de la Oficina de Estadística y Sociología de la Iglesia. La publicación se compone de trece capítulos que muestran datos comprendidos entre los años 2001 y 2005 de las diversas diócesis, que componen la geografía eclesial española. Al mismo tiempo, aparecen las cifras más relevantes de los organismos e instituciones que operan en el seno de la Iglesia católica en España. En general, los cambios han sido pocos en los últimos años.

Entre los datos más destacados, cabe señalar que la geografía eclesial de España se compone de 14 Provincias Eclesiásticas, 69 diócesis y el Arzobispado Castrense. En la actualidad, ejercen su ministerio en España 5 cardenales, 9 arzobispos, 52 obispos residenciales y 12 obispos auxiliares, junto con 2 cardenales eméritos, 9 arzobispos y 31 obispos eméritos.

Desde la Conferencia Episcopal destacan la estabilidad en el porcentaje de contribuyentes, que señalan la opción de la Iglesia católica en la declaración del IRPF, a pesar de que las cifras han ido disminuyendo levemente con el paso de los años. Así, eran el 39,12% en 2001, el 33,28% en 2002, el 34,32% en 2003, el 33.46% en 2004 y el 32,92% en 2005.

El número de parroquias en el país se ha incrementado ligeremente, alcanzando las 23.060 de la actualidad. Por lo que se refiere al número de sacerdotes, existe una estabilización en torno a los 19.500. En el número de religiosas se ha producido un descenso del 6,9% en los cinco años estudiados. También los religiosos no sacerdotes han descendido. Y en relación con los futuros sacerdotes hay que señalar una disminución en datos globales.

En el año 2005 se en contraban desempeñando sus labores pastorales fuera de nuestras fronteras un total de 105 obispos españoles, distribuidos en un total de 31 países de todo el mundo. Un total de 903 sacerdotes, diocesanos y religiosos, realizaban su labor misionera en más de 40 países de los cinco continentes.

En lo que hace referencia a la Acción caritativa y social de la iglesia católica, se ve el reflejo en los proyectos atentidos por Cáritas y Manos Unidas que, junto con los centros que se dedican a atender a los más desfavorecidos, ayudan a compensar las graves desigualdades existentes en nuestra moderna sociedad. Cáritas ha aumentado su dedicación a los más necesitados en multitud de proyectos, en los que destinó en 2005 casi 170 millones de euros. Por su parte, Manos Unidas experimentó un aumento significativo en la recaudación de sus campañas contra el hambre, pasando de casi 43 millones de euros en 2001 a los casi 61 millones de euros en 2005.

Y también aparece una muestra de la presencia de la Iglesia Católica en los centros de educación. Una media cercana al 80% de los estudiantes, incluidos en los distintos tipos de centros (99% en los centros de titularidad eclesiástica, 78% en los centros privados no confesionales y un 70% en los públicos) optan por recibir enseñanza religiosa. Este procentaje no se ve significativamente modificado en los distintos años académicos.

Y finalmente, el estudio habla de la práctica sacremental. Se dice que los bautismos sufren variaciones oscilantes provocadas principalmente por el ritmo de variación de los nacimientos en cada año, aunque se mantienen por encima de los 304.000 bautizados al año, habiéndose producido un incremento en el número de bautizados con edades superiores al año. En cuanto a matrimonios eclesiásticos, han ido experimentando disminuciones acordes con la de los matrimonios generales.