El GMAM inicia el proyecto "Montañas sin barreras" de alpinistas con discapacidad

Desde este martes el Capitán Javier Barba, miembro del Grupo Militar de Alta Montaña, junto a Valentín Ruiz Moreno y Miguel Ángel Gavilán López, ambos de 45 años de edad e integrantes del Grupo de Alta Montaña de la Sociedad Española de Montañismo y Escalada para Discapacitados (SEMED), participan en el proyecto 'Montañas sin barreras', cuyo objetivo final es alcanzar la cima del Cerro Aconcagua de 6.963 metros de altura.

El Proyecto “Montañas sin Barreras”, avalado por el Consejo Superior de Deportes y por la Universidad Politécnica de Madrid, es un proyecto de dos alpinistas consagrados con una discapacidad superior al 62 % y una experiencia en el mundo de la montaña de más de 25 años. Ambos atesoran escaladas y expediciones en roca, nieve y hielo de gran prestigio nacional e internacional y sus actividades están.

Dentro de este proyecto, esta cordada de alpinistas ha realizado importantes actividades técnicas durante el 2007, destacando entre otras las siguientes: la vía Oeste Clásica a la Aguja Negra de Los Galayos en junio del 2007; La arista Zmutt al Cervino de 4.478 metros en julio y la vía Pidal en la cara norte del Naranjo de Bulnes durante el mes de agosto.

Con la ascensión al Cerro Aconcagua, esta cordada completa el proyecto “Montañas sin Barreras”. Es por ello que el G.M.A.M. colabora con estos alpinistas en su intento de ascender la cima más alta de América del Sur. El Capitán Javier Barba, con gran experiencia en expediciones a montañas de gran altitud, ya ha colaborado en otras ocasiones con personas discapacitadas en actividades de montaña por todo el mundo.

Esta colaboración es la primera de las actividades del Grupo Militar de Alta Montaña para el año 2008, en el que también destacan otras como son: la Expedición al Lhotse de 8.542 metros, en el himalaya nepalí, durante los meses de abril y mayo, y la colaboración con la Organización Nacional de Ciegos de España (ONCE) en su intento por ascender el Volcán Ojos del Salado. Esta última actividad está enmarcada en el proyecto “Siete Cimas Volcánicas”, menos ambicioso pero similar al reconocido con el nombre de “Las Siete Cimas”, que pretende alcanzar las cimas de los siete volcanes más altos de cada continente con personas discapacitadas.