El consejero Rogelio Silva, en Radio Huesca Digital

El consejero del Justicia e Interior, Rogelio Silva, ha atendido este jueves a Radio Huesca Digital para repasar la situación en la que se encuentra la administración de Justicia sólo unos días después del traspaso de las competencias desde el gobierno central al ejecutivo aragonés.

Radio Huesca:¿Qué está suponiendo la asunción de las competencias de Justicia?

Rogelio Silva: Tenemos la oportunidad de que la administración de Justicia funcione mejor. No lo digo porque yo sea el titular del Departamento o porque el Ministerio no haya hecho las cosas bien, pero normalmente cuando la cercanía ayuda a un mejor conocimiento de los problemas y a que los servicios transferidos se realicen con mayor eficacia.

Antes del 1 de enero, hemos estado haciendo unos trabajos previos, con reuniones y visitas a los juzgados. Cuando se conocen los problemas, los grandes y los pequeños, se les puede dar solución de forma más inmediata. Madrid queda más lejos.

También soy consciente de que es difícil solucionar de forma urgente todos los problemas. Por ejemplo, hay problemas de disponibilidad de espacios y una construcción de un edificio lleva tiempo. Pero sí es importante ir mejorando y solucionando los problemas que se pueda.

Radio Huesca: Entonces, ¿se va a notar, mejorará el servicio?

Rogelio Silva: Así lo creo. Por ejemplo, en sólo unos días, hemos detectado ya problemas de edificios. En Huesca capital hay tres sedes diferentes de juzgados y ya estamos trabajando con el Ayuntamiento para empezar a acometer el proyecto del solar cedido en el polígono 41 para un nuevo juzgado. Me gustaría acometer ese proyecto ya en este 2008. En Fraga, tenemos un problema inmediato: la ubicación tiene muy poco espacio. Estamos viendo la posibilidad de contar de forma inmediata con algún piso donde puedan ubicarse la sala de vistas y algunos despachos para descongestionar los juzgados. También, planificaremos la construcción de un nuevo edificio. Tenemos pequeñas cuestiones como problemas de grietas, de goteras, de calefacción, refrigeración... en Monzón, Jaca,... son pequeñas cosas que, desde la proximidad, se ven mejor. Contando con los recursos, pero iremos dándoles una solución.

En cuanto a las tecnologías de la información, nosotros ya hemos distribuidos nueve ordenadores en Huesca capital, cinco en el Registro Civil, creo que cinco en Monzón, en el juzgado de paz de Sabiñánigo...

Otro tema es la seguridad. El Ministerio elaboró un Plan de seguridad en el que estamos trabajando. Además, se ha elaborado un plan de choque en materia de seguridad que ha llevado a acometer ya en la provincia de Huesca cuestiones relativas a servicios de vigilancia. Calculo que a finales de febrero o principios de marzo, el plan de choque estará finalizado.

Son cuestiones que salen a relucir cuando existe un contacto directo con los responsables de los juzgados y la administración de justicia. Desde Madrid resulta más complicado.

Radio Huesca: ¿En recursos humanos también se va a notar?

Rogelio Silva: Estamos viendo con calma lo que está sucediendo. Tenemos constancia de la necesidad de más personal en algunos juzgados, pero hay que verlo con cierta tranquilidad. El Departamento de Justicia no se puede convertir en una agencia de solicitudes, tiene que haber un análisis de la situación. Somos conscientes de que en algunos juzgados se detecta la necesidad de personal, pero tenemos que verlo. Para corregirlo, habrá que hacer una programación; no vamos a poder dar respuesta a todo en seis meses, es evidente. Iremos priorizando y cubriendo los retrasos en la medidad de nuestras posibilidades presupuestarias.