El Sabiñánigo vuelve a su campo un mes después para recibir al Sariñena

Con muchas ganas saltará el Sabiñánigo este domingo al césped del Municipal Joaquín Ascaso donde no juega como local desde el pasado 2 de diciembre, por lo que los serrableses se reencontrarán de nuevo con su afición después de la importante victoria ante el Jacetano.

Este derbi provincial servirá también para hacer las presentaciones oficiales ante los aficionados del nuevo entrenador Miki Álvarez al que todavía no han tenido la oportunidad de ver en el banquillo y posiblemente también para conocer al reciente fichaje del club rojiblano, el joven jugador canario de 23 años Isamel Hidalgo, jugador al que definen como centrocampista organizador y especialista en el lanzamiento de faltas.

Hidalgo aterrizaba en Zaragoza este pasado jueves y este mismo viernes pasaba reconocimiento médico en una clínica de la capital antes de que el club presentara su ficha en la Federación por lo que sí el técnico lo considera oportuno podría debutar ya ante el Sariñena.

Tras ganar al Jacetano, el objetivo del Sabiñánigo es claro sumar seis puntos que les darían alas para salir de los puestos de peligro, aunque el técnico Miki Álvarez considera al Sariñena como “uno de los peores rivales de tercera división, un equipo aguerrido y luchador que no lo pondrá nada fácil”. Así lo demostró la pasada jornada el equipo monegrino que empataba en casa a cero ante el Monzón y se mantiene en la zona templada de la tabla.

Para el Sabiñánigo sería muy importante sumar dos victorias consecutivas para empezar a marcar distancias con el descenso y de paso reconciliarse con su afición, sobre todo pensando que la siguiente jornada los serrableses se enfrentarán al segundo clasificado el potente Barbastro.