Los accidentes de tráfico son las atenciones más comunes del Servicio de Protección Civil y Extinción de Incendios de la comarca de Somontano

El Somontano cuenta con un total de 19 agentes, que desde el Parque de Bomberos de Barbastro efectúan unos 25 servicios mensuales, de los que alrededor de 10 son emergencias. Bernardo Hernández, responsable del Servicio de Protección Civil y Extinción de Incendios del Somontano, explica que las atenciones más comunes son los accidentes de tráfico, ya que “de un tiempo a esta parte se ha notado un fuerte aumento de los mismos”.

Los agentes están previamente preparados, porque al tratarse de un servicio público se necesita aprobar unas oposiciones y pasar una serie de pruebas físicas. Hernández explica que “esta profesión es como otra cualquiera, pero cuenta con un factor vocacional, porque siempre se da más de lo normal”

El parque está ubicado en Barbastro, desde el que se llega a todos los núcleos de población del Somontano. Respecto a los vehículos con los que cuenta, se encuentran los especializados en extinción de incendios y atención a accidentes de tráfico: un camión especial para incendios urbanos, otro todoterreno para atender incendios forestales, un vehículo de mando, un ‘pick up’ para acceder a calles estrechas, un coche forestal pesado como segunda salida forestal, un brazo de escala de 28 metros. Lo que se espera para este nuevo año es un camión nodriza, en el que caben unos 12.000 litros de agua. Todos los automóviles tienen una antigüedad de uno o dos años, porque como explica Hernández, en los últimos cuatro años “se ha hecho una renovación casi total del material del parque”.

El trabajo diario de los bomberos depende de los servicios que se deba atender, aunque por norma general hay un jefe de grupo en el parque, con tres bomberos conductores. En caso de no haber emergencias que cubrir, el trabajo del personal se basa en el mantenimiento de las instalaciones, como el lavado y reparación de los camiones y del distinto material del que constan. Respecto a las instalaciones del parque, Hernández explica que “son muy nuevas, aunque se necesita una ampliación de la cocina”.