Barbastro acoge a más de 20 niños bielorrusos cada año

La Asociación Sonrisas Solidarias de Aragón es una entidad que trabaja con niños bielorrusos afectados por la catástrofe de Chérnobil, todos ellos provenientes de familias desestructuradas. Cada verano son 23 los niños que visitan el Somontano, aunque como afirma la presidenta de la asociación, Pilar Marín, “se necesitan más personas interesadas en acoger”, e invita a hacerlo porque “se cumple con una labor social”.

Desde la asociación se pide también “seriedad” una vez que se acogen los niños, ya que “se juega con sus ilusiones”. Como explica Marín, son niños que llegan de familias muy desestructuradas, con parientes alcohólicos, y que muchas veces malviven comiendo de las basuras y recibiendo malos tratos. Por ello, Marín pide también “mucha atención” a la adaptación de los niños en cosas tan sencillas como la utilización del grifo del agua caliente o del inodoro.

Los niños que llegan aquí lo hacen realmente afectados por la radioactividad provocada por la catástrofe de Chernobil, algo que se les nota en el aspecto (pelo sin brillo, piel escamada...). Después de estar aquí unos días, “se les nota la mejora de salud”, en el crecimiento y en la maduración. Además, el saneamiento les baja los niveles de radioactividad en el cuerpo, por lo que las posibilidades de enfermar de cáncer, algo muy común en su zona de residencia, disminuyen notablemente. Marín explica que “la alimentación y el respeto son fundamentales para su estimulación”.

Los niños visitan el Somontano cada verano, y los trámites para su acogida suelen costar un total de 600 euros (500 por el viaje y 100 por la cuota anual de la asociación). Pilar Marín pide sobre todo “compromiso”, y explica que lo primero que ha de hacer un interesado en acoger es “sentarse con su familia y hablarlo”. Los interesados en el acogimiento de estos niños pueden conseguir más información llamando a los número de teléfono: 606 384 603 y 974 314 133, en la dirección de correo electrónico sonrisassolidarias@yahoo.com, y en la calle Argensola nº 18.