Los precios de los alimentos y los carburantes, responsables de la fuerte subida de la tasa de inflación

Según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), los precios subieron tres décimas en el mes de diciembre, situando la tasa anual de inflación en Aragón en el 4,4%, lo que supone 1,5 puntos porcentuales superior a la registrada un año antes. En el conjunto de España los precios subieron cuatro décimas en diciembre elevando la tasa anual de inflación hasta el 4,2%.

 

En concreto, las mayores subidas en el mes de diciembre se observan en los grupos de consumo de Ocio y Cultura, con un 1,7%, en alza como consecuencia de los paquetes vacacionales de invierno. Alimentos y Bebidas no Alcohólicas, con un 0,9%, y Transporte, con un 0,8%, continúan la tendencia del conjunto del año de aumento del precio de las materias primas (principalmente cereales y petróleo), mientras que Hoteles, Cafés y Restaurantes, con un incremento del 0,5%, reflejan la campaña Navideña.

 

Por otra parte, Menaje, con un 0,3%, Vivienda, con un 0,2%, y Medicina, con un 0,1%, experimentan subidas más moderadas. Mientras que los grupos de Bebidas Alcohólicas y Tabaco y Enseñanza no han registrado ninguna variación en el mes de diciembre.

 

En sentido contrario, el mejor comportamiento se registra en el grupo de Vestido y Calzado que, como consecuencia del inicio adelantado del período de rebajas, experimenta una disminución de los precios del 2,4%. También las Comunicaciones se han reducido dos décimas en el último mes del año.

 

En el conjunto de 2007 los grupos de consumo más inflacionistas en Aragón están liderados por Transporte y Alimentos y Bebidas no Alcohólicas, en ambos casos con un 6,8% de crecimiento en los precios. A continuación se sitúan Bebidas Alcohólicas y Tabaco, con un 5,9%, seguido de Vivienda (5,6%) y Hoteles, cafés y restaurantes (5,2%).

 

Por debajo de la media crecieron los precios de la Enseñanza (3,9%), Menaje (2,9%), Vestido y Calzado (1,0%) y Comunicaciones (0,8%). Tan sólo un grupo, Ocio y Cultura, experimentó en 2007 una reducción de sus precios en Aragón, concretamente del 1,0%.

 

Desde otro punto de vista, el análisis de las aportaciones que los diferentes grupos de consumo hacen a la inflación general deja bien patente el papel protagonista de los alimentos y la energía en la inflación de 2007. Así, de los 4,4 puntos de inflación en diciembre, la aportación de Alimentos y Bebidas no Alcohólicas es de 1,5 puntos, Transporte aporta 1,0 punto más y Vivienda 0,6 puntos (debido principalmente a los combustibles para calefacción). En suma, estos tres grupos de consumo aportan 3,1 puntos a la inflación en diciembre, es decir el 70% de la misma.

 

Este protagonismo de combustibles y alimentos también se refleja en la evolución de la inflación subyacente (aquella que recoge la variación de precios excluyendo sus componentes más volátiles, alimentos no elaborados y productos energéticos). Dicha inflación subyacente era del 3,3% en diciembre en Aragón, idéntico registro al del mes anterior, y 1,1 puntos por debajo de la inflación general. En el conjunto de España la inflación subyacente también era del 3,3% en diciembre.

 

Por provincias, Teruel, con una tasa anual del 5,2%, se sitúa como la más inflacionista no sólo de Aragón sino también de España. Huesca con un 4,6% se sitúa también por encima de la media nacional, mientras que el dato más favorable lo muestra Zaragoza con una tasa de inflación anual del 4,2%.

 

Por su parte, en el conjunto de la eurozona la tasa de inflación en diciembre se situaba en el 3,1%, al igual que en el mes anterior. El diferencial de inflación con Aragón aumentaba dos décimas, hasta 1,3 puntos porcentuales, mientras en el conjunto nacional aumentaba una décima colocándose en 1,1 puntos porcentuales.

El mal comportamiento de los precios en los últimos meses se inscribe en una tendencia que afecta al conjunto de la eurozona, aunque se manifiesta con mayor intensidad en España. Esta tendencia tiene su origen por un lado en el efecto escalón derivado de los descensos de precios del crudo en el otoño e invierno anteriores y por otro en los aumentos de los precios de la energía y los alimentos en los mercados internacionales. Para los próximos meses no se esperan subidas adicionales, puesto que se prevé que estos precios se estabilicen, a la vez que el efecto escalón desaparecerá progresivamente en la segunda parte de 2008, regresando la inflación a valores más contenidos.

 

No obstante, el Banco Central Europeo está dispuesto a actuar preventivamente elevando los tipos de interés para que la elevada inflación no produzca efectos de segunda vuelta, es decir, para que no se generen expectativas de nuevas subidas que acaben trasladándose a los salarios y al resto de precios. En este sentido, podría ser razonable que las actualizaciones de precios y las revisiones salariales se fijasen en función de la inflación media, en lugar de estar referidas al IPC de un mes concreto, lo que evitaría efectos no deseados cuando se producen subidas o bajadas bruscas que afecten al mes de referencia. Así, medidos en términos de inflación media, el crecimiento de los precios en Aragón en este año se sitúa en torno al 2,9%, mientras que en el año anterior este incremento fue aproximadamente del 3,7%.