Según UGT Aragón : Los trabajadores con rentas salariales bajas son los que más sufren la subidas del IPC

Elevada tasa de inflación en el cierre del año tanto en Aragón como en España, que duplica con creces las previsiones oficiales. Carburantes, combustibles y alimentación son los protagonistas del crecimiento de la tasa interanual del IPC. Teruel ha sido, en 2007, la provincia española más inflacionista. Ni siquiera el tradicional “efecto rebajas” ha causado un efecto destacado como en otras ocasiones.

Índice intermensual:

El índice de precios de consumo en España ha aumentado cuatro décimas en el último mes. Destaca el crecimiento experimentado por los precios de pescados, crustáceos y moluscos, carne de vacuno, frutas frescas y quesos. Se han abaratado los grupos de vestido y calzado (recogiendo los efectos de las bajadas de precios previas al inicio de la campaña de rebajas de invierno) pero no han sido suficientes para paliar la fuerte subida del dato. En Aragón los precios de consumo han crecido tres décimas, una menos que en el conjunto nacional. En Teruel (cinco décimas) ha superado la referencia del conjunto nacional. En Huesca aumenta cuatro décimas, al igual que en la media española. El crecimiento de precios más bajo se localiza en la provincia de Zaragoza (dos décimas).

Índice interanual:

La tasa de variación interanual del IPC ha aumentado una décima y se ha situado en un 4,2% en España. Los grupos que han influido en mayor medida en el aumento de la tasa anual son el Transporte, principalmente por el efecto de comparación de los precios de los Carburantes y combustibles con diciembre del año pasado, y la Alimentación. Entre ambos suponen casi un 60% (concretamente un 59,9%) del crecimiento interanual del IPC. En nuestra Comunidad Autónoma la tasa interanual asciende dos décimas y se coloca en un 4,4%, dos décimas por encima de la media nacional. En las provincias aragonesas, Teruel registra un comportamiento más inflacionista (5,2%), el crecimiento más elevado de todas las provincias españolas. En Huesca se mantiene una tasa de crecimiento inferior (4,6%) aunque más elevada que la media nacional, y en Zaragoza se encuentra la tasa más baja (4,2%), en sintonía con la media nacional.

Conclusiones:

La subida de los precios es negativa y recupera tasas olvidadas que se produjeron tiempo atrás. Erosiona los bolsillos de los consumidores y genera pérdida de poder adquisitivo en las familias trabajadoras con las rentas más bajas, que ven que sus sueldos crecen muy por debajo del aumento del nivel de vida. Las rentas salariales no han participado de la riqueza en iguales condiciones que las rentas de capital, creando con las subidas de precios, una brecha cada vez mayor en la distribución de la riqueza. Todo ello está provocando que los trabajadores se estén enfrentando al cada vez más dificultoso pago de bienes y servicios básicos cuyo precio está por encima de sus posibilidades (fundamentalmente hipotecas, alquileres o alimentación). UGT Aragón asiste preocupada a las subidas reiteradas del IPC intermensual (5 meses consecutivos) y del IPC interanual (4 meses consecutivos) y reitera su propósito de mejorar las retribuciones dentro del Acuerdo para la Mejora de la Negociación Colectiva y a través de campañas como las de “Ponte a Mil” así como incluir Cláusulas de Revisión Salarial.