Subvenciones para los programas Allacá y Hazte Amigos de Monzón

El Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, por medio de la Secretaría de Estado de Inmigración, ha concedido una subvención de 45.000 euros al Ayuntamiento de Monzón para el desarrollo de los programas “Allacá” (clases de castellano a inmigrantes, con colaboración de Cáritas Parroquial y un equipo de voluntarios) y “Hazte amigos” (actividades de la Ludoteca encaminadas a la integración), y para la elaboración del Plan Integral Municipal de Inmigración. La cantidad es la suma de tres partidas: 10.000 euros para “Allacá”, 10.000 para “Hazte amigos” y 25.000 para el Plan. En el ejercicio de 2006, el Ministerio subvencionó los programas con 33.000 euros (8.000 y 25.000), y en el de 2007 con 50.000 euros (10.000 y 40.000). El Plan Integral es la primera vez que entra en la cobertura de las ayudas, y su desarrollo representa una iniciativa pionera entre los ayuntamientos del Alto Aragón.

El Plan empezó a gestarse en el anterior mandato municipal para dar respuesta a todas las situaciones que genera el fenómeno social de la inmigración. En la actualidad, la Concejalía de Servicios Sociales última el documento que, según la titular del área, Isabel Blasco, será “herramienta de primera mano” para resolver problemas. Básicamente, los objetivos del Plan son “la coordinación de esfuerzos, la racionalización de los servicios y la efectividad”. Blasco apuntó que son muchas las administraciones (DGA, DPH, Comarca, Ayuntamiento…) e instituciones (Cáritas, Cruz Roja, sindicatos, asociaciones empresariales…) que trabajan en el campo de la inmigración con la mejor de las voluntades, y destacó que la meta de la máxima eficiencia pasa por “estructurar” los recursos disponibles. Así, el Plan Integral ensamblará las acciones y programas del conjunto de agentes y procurará la integración de los inmigrantes en todos los órdenes (social, cultural, laboral, etcétera).

Blasco valoró el “espaldarazo” de la Administración central a un proyecto que, en la práctica, minimizará trámites, integrará servicios, englobará centros de consulta y resolverá con rapidez cualquier tipo de conflicto. “Se trata de unificar criterios, evitar la duplicidad de actividades y ventanillas, y sacar el máximo rendimiento a todo lo que tenemos”, concluyó