Salinas planteará al consorcio del Museo de Lérida el tema de la devolución de los bienes

El Administrador Apostólico de Lérida, Javier Salinas, tiene previsto plantear este asunto en la reunión que celebrará el consorcio del museo de Lérida a mediados del próximo mes, con el fin de hacer reflexionar a los miembros del consorcio sobre la actual situación y poder cumplir los decretos del Vaticano que ordenan la devolución. El consorcio está formado por representantes de la Generalitat, Obispado Diputación Provincial, ayuntamiento, y Consejo Comarcal.

Con este planteamiento Javier Salinas mantendría la línea marcada en la carta enviada a las parroquias en la que aseguraba que existe un buen entendimiento con Barbastro-Monzón y señalaba que la responsabilidad de que las piezas de arte sigan en Lérida es de las entidades que forman el consorcio del museo de Lérida, al mismo tiempo que adelantaba que antes del verano se puede encontrar una solución. Los miembros del consejo presbiteral y del colegio de consultores, los máximos órganos de la Diócesis Ilerdense, respaldaban la carta del Administrador Apostólico.

Javier Salinas explicaba en la misiva que, hasta ahora, la Iglesia de Lérida no había podido cumplir con el mandato de los tribunales eclesiásticos porque en el consorcio que dirige el museo de Lérida figuran entidades civiles y, por lo tanto, las decisiones de la Iglesia topan con el derecho civil. La carta dejaba claro que el deber de la Iglesia y de su obispo es seguir el mandato evangélico por encima de los intereses materiales.

El Obispo de la Diócesis de Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, valoraba en su momento de manera positiva la carta enviada por el Administrador Apostólico de Lérida, Javier Salinas, puesto que es la primera vez que Lérida reconoce que debe devolver las piezas, y destacaba el respaldo de los miembros del consejo presbiteral y del colegio de consultores.