Máximo Laliena, premio a los “Valores Humanos” en la Fiesta del Deporte Local Oscense

La Asociación de la Prensa Deportiva de Huesca ha adoptado el acuerdo de distinguir con el Premio a los Valores Humanos en el Deporte, a Máximo Laliena Valero, con motivo de la Fiesta del Deporte Local de Huesca, que organiza el Ayuntamiento de Huesca en su cuarta edición y que se celebrará el próximo día 15 de febrero.

Máximo Laliena Valero a sus 85 años, recientemente cumplidos, sigue siendo un gran colaborador y asiduo asistente a los partidos de fútbol de todas las categorías que se disputan en los campos de la ciudad oscense. Durante muchos años, en el ya desaparecido campo del Seminario, como antes en el Eventual, la Residencia, Universidad Laboral, San Jorge, y hasta en el campo del Alcoraz, era y sigue siendo fácil y habitual encontrarle en el banquillo de alguno de los equipos participantes.

Su siempre desinteresada colaboración y aportación a los equipos de la ciudad le hicieron ser un hombre necesario para ese fútbol modesto que cada sábado y en las mañanas de los domingos se juega en Huesca. Su amor y deseos de ayudar y colaborar estaban siempre parejos con su afición por la fotografía. En su bolsillo no faltaba ni falta nunca la cámara para recoger las imágenes de esos equipos a los que dirigía desde el banquillo y también a los que tenía enfrente.

Desde pequeño, y en el patio de su colegio, los Salesianos, el fútbol fue su gran pasión. En los Salesianos jugó en distintas categorías para pasar después al equipo de Regiones Devastadas, donde participó en competiciones durante cinco años hasta que llego la guerra civil. Hizo el Servicio militar durante 3 años en Melilla, para pasar después a dirigir desde el banquillo, y siempre de forma desinteresada e informal, a los equipos Peña Zoiti, Peña Los 30, Juvenil del Dosa (Salesianos), Piensos Diana, Atlético Huesca, Rocan de fútbol sala, Instituto Ramón y Cajal de Huesca con el que se proclamó campeón escolar y desde el año 2003 a los Veteranos del Huesca, entidad ésta que le premio con la insignia del club en agradecimiento a su colaboración.

Gran cantidad de jugadores, que llegaron a vestir la camiseta de la S.D. Huesca, han tenido en distintas etapas a Máximo Laliena en el banquillo de sus equipos cuando estaban en el fútbol modesto altoaragonés siendo entre los más destacados, los porteros Arnal y Carrillo, Manolo Usieto, Mariano Claver. Inglán, Omiste, Javier Camarón, Los hermanos Lasaosa, Agustín y Luismi, y otros muchos que sin duda recuerdan el entusiasmo y fervor con que Máximo Laliena les animaba desde el banquillo y desde la banda.

Máximo Laliena es socio de la S.D. Huesca y pertenece a una familia en la que su hermano Ángel Laliena, fue directivo del Huesca, y es el socio número 1 y su hermana María Luisa es la madre de Agustín y Luis Miguel Lasaosa. Durante su etapa laboral, fue albañil y encargado de obras, para dedicarse al fútbol con más intensidad a partir de su jubilación.