Concluye el encuentro formativo de Bomberos de Huesca y Lérida

El presidente de la Comarca del Cinca Medio, José Ángel Solans, se acercaba al Parque de Bomberos de Monzón para despedir al último grupo de profesionales que participaba en el encuentro que se viene desarrollando desde el pasado 15 de enero en la capital mediocinqueña hasta el viernes. Le acompañaba el consejero comarcal de Protección Civil, Raúl Buil.

Solans quería dar las gracias por “el esfuerzo de los bomberos” en su labor diaria y ha deseado que el encuentro les haya “servido de mucho”. El inspector de bomberos de la Generalitat de Cataluña, Francesc Moncasi, agradecía , por su parte, “la oportunidad de haber contado con un campo de obras muy adecuado a nuestra labor”, y ha añadido que comienza “una línea de colaboración que es muy positiva”.

Efectivamente, a lo largo de cuatro días, 120 bomberos de las comarcas de Somontano, Ribagorza, La Litera, Bajo Cinca, Cinca Medio y la provincia de Lérida compartían métodos y experiencias. En grupos de 30 personas, han recibido una formación teórica y, después, han desarrollado maniobras técnicas que han consistido en la extinción de incendios en interiores. “El principal trabajo ha sido sobre el humo de combustión”, explicaba Miguel Ángel Pascual, jefe de bomberos de la comarca del Cinca Medio.

Pascual también indicaba que ha sido un trabajo con fuego real, en una situación controlada que “permite que los equipos ensayen procedimientos adaptados a situaciones prvisibles” y que “este entrenamiento se ha conseguido”.

Entre los objetivos generales que se plantearon, la interacción con otros equipos de trabajo, la garantía de seguridad para los participantes y comprobar la eficiencia de los equipos personales y logísticos y de la comunicación en el grupo, así como en el manejo de equipos específicos.

Pascual apuntaba que han sido unas prácticas “muy concentradas” en el tiempo que, en un curso hubieran sido 50 ó 60 horas. Por tanto, “se ha buscado que los equipos tengan los conocimientos básicos en este tipo de siniestro”. En conclusión, ha sido una experiencia positiva, aunque “muchas veces falta coordinación; hay que tener en cuenta que un grupo de 30 personas es muy grande”, ha matizado, contando que una intervención real en la que se junte un equipo de estas características supone un suceso grave.

Este encuentro ha sido organizado por el Servicio de Protección Civil de la Comarca del Cinca Medio junto con personal de la Generalitat de Cataluña y las maniobras se han desarrollado en unos edificios cedidos por la empresa montisonense Hidro-Nitro en el polígono Paúes de Monzón.