Fomento somete a información pública el estudio informativo de la A-2 entre Alfajarín y Fraga

Travesía Fraga

El Boletín Oficial del Estado publica el inicio del periodo de información pública del Estudio Informativo de la autovía A-2 entre Alfajarín y Fraga, en la que el Ministerio de Fomento invertirá 300 millones de euros. Esta autovía, que ha sido incluida por primera vez en la planificación del Ministerio de Fomento a partir del Plan Estratégico de Infraestructuras y Transportes del actual Gobierno, permitirá completar un itinerario de gran capacidad libre de peaje entre Zaragoza y Barcelona.

Se trata de uno de los puntos carreteros más peligrosos de nuestra provincia. Se pueden abrir ahora los plazos para que Fomento pueda encargar la redacción de los proyectos de construcción. A finales de año se podría licitar algún tramo, según explicaba el diputado socialista José María Becana.

El propio Becana indica que es un proyecto que ha sufrido una gran demora y que debería estar ejecutado hace tiempo. A partir de ahora, dice el diputado, hay que ser lo más operativo posible, centrándose en los tramos que tengan menos alegaciones y seguir trabajando para que se cumplan los plazos y el proyecto salga adelante con la mayor celeridad posible.

En el estudio informativo que se somete a información pública se han analizado diversas alternativas para la ejecución de la misma, con una longitud aproximada de 96 km.

Las alternativas planteadas se basan en la duplicación de la carretera N-II, con las variantes necesarias para evitar el paso por los núcleos de población, así como para la conexión con la autovía A-2 en Alfajarín. De esta manera, se han plateado variantes para evitar el paso por las localidades de Nuez de Ebro, Villafranca de Ebro, Bujaraloz y Peñalba.

En los tramos en los que se plantea la duplicación de la N-II, se ha llevado a cabo un minucioso análisis del trazado actual, para establecer las modificaciones necesarias para su transformación en autovía.

En la zona final del tramo, en las proximidades de Fraga, la carretera actual discurre con elevadas pendientes por un tramo de orografía complicada, encajada entre los relieves de bajada al Río Cinca, lo que ha llevado a proyectar un túnel de 950 m para la calzada sentido Fraga.

Cabe recordar que recientemente Fomento adjudicaba recientemente a la empresa Firtec las obras de refuerzo del firme en el tramo de la N-II que discurre por la provincia de Huesca. El presupuesto de adjudicación es de 6,3 millones de euros. La actuación tiene por objeto la rehabilitación estructural del firme, con el fin de aumentar la seguridad vial y la comodidad de los usuarios.