La CREFCO preocupada por las obras del tramo Caldearenas-Jaca de la línea del Canfranc

Ante la licitación por el ADIF de las obras del tramo Caldearenas-Jaca, la Coordinadora para la reapertura del ferrocarril Canfranc-Olorón (Crefco) ha mostrado su preocupación a través de un escrito en el que afirma que ‘por la posibilidad de que la esperada modernización integral de la línea férrea Huesca-Canfranc se quede en una simple renovación de vía. En efecto, esta obra tan esperada (se había anunciado que se iniciaría en 2007) va a salir a concurso por solo 13.246.452 euros, cuando el proyecto que en 2004 elaboró para el Ministerio de Fomento la empresa GPO Ingeniería, S.A. había evaluado los costes de modernización de este tramo de 37,32 kilómetros en 28,1 millones de euros. No parece que una reducción de más de la mitad del presupuesto de ésta, o de cualquier otra obra pública, pueda hacerse sin reducir también, y drásticamente, las características de la misma’.

Además añaden que ‘la información publicada sobre el concurso lanzado por el ADIF habla de "renovación de la vía, sustitución de estructuras, drenajes y diversas actuaciones en estaciones", lo cual podría entenderse como una simple operación de sustitución de carriles y traviesas, limpieza de cunetas y cambio de algunos puentes (posiblemente los metálicos). Una actuación de este tipo mejoraría mucho las lamentables condiciones de la vía actual, pero no sería una verdadera modernización, que exigiría mejoras en el trazado. Ésta podría ser la explicación de la enorme diferencia de costes entre lo que se proyectó hace cuatro años y lo que ahora va a hacerse’.

Y finalizan afirmando que ‘si las sospechas de Crefco son ciertas, quedaría en evidencia la falsedad del argumento que utilizaron el Ministerio de Fomento y la Diputación General de Aragón al paralizar la modernización integral de la línea que se había diseñado, con la excusa de que, como se iba a estudiar un nuevo trazado entre Huesca y Caldearenas, solo iban a actuar en el tramo que sería común y, por lo tanto, serviría para la travesía central del Pirineo: el Caldearenas-Jaca. Pero todo parece indicar que la obra que ahora va a acometer el ADIF no estará, ni de lejos, a la altura de las exigencias de la hipotética travesía’.