La Asociación de Amigos del Museo de Lérida pide la dimisión de Salinas

Javier Salinas

Esta entidad, que forma parte de la Plataforma por la Unidad del Museo, critica la carta que el Administrador Apostólico de Lérida, Javier Salinas, hizo llegar a las parroquias de la Diócesis ilerdense para ser leída en las misas del domingo 23 de diciembre, por lo que piden su dimisión. Por su parte, los miembros del Consejo Presbiteral y del Colegio de Consultores de la Diócesis de Lérida han manifestado que siempre estuvieron de acuerdo con la carta que les envió Salinas, porque no dice nada que no sea verdad.

La Plataforma cívica por la Unidad del Museo de Lérida ha hecho publico un manifiesto en el que da muestras de su disconformidad con la carta que el Administrador Apostólico de Lérida envió después de Navidad a las parroquias de la diócesis ilerdense, y en la que informaba de que el litigio por las obras de arte sacro que están expuestas en el nuevo Museo Diocesano y Comarcal de Lérida es una disputa heredada.

Según la plataforma, el no cumplimiento de los decretos del Vaticano no tienen nada que ver con que el museo de Lérida tenga un consorcio. Además, dicha organización, como sociedad civil, se muestra dolida por la manera de actuar del Administrador. Su presedenta, Nurai oliva, ha sido la encargada de pedir la dimisión del Adminostrador Apostólico.

Por otro lado, los miembros del Consejo presbiteral y del colegio de Consultores de la Diócesis de Lérida afirman que Salinas ha realizado varias gestiones para defender el patrimonio ilerdense, pidiendo en reiteradas ocasiones la colaboración del Obispo de Barbastro-Monzón, Alfonso Milián. Con esto, y de acuerdo con las palabras que Salinas firmó en la carta que envió a los miembros, estos declaran apoyar, otrav ez, las acciones del Administrador en este tema.