La DPH opta a un premio a nivel nacional de nuevas tecnologías

La labor de la Diputación de Huesca a través del proyecto ISPAMAT para acercar los servicios a los ciudadanos a través de las nuevas tecnologías opta al premio que concede a nivel nacional la Fundación para el Desarrollo Infotecnológico de Empresas y Sociedad (FUNDETEC). La institución provincial por el momento es una de las tres finalistas de este premio, junto a la Junta de Andalucía y un área hospitalaria de Sevilla.

 

De las 69 candidaturas que se presentaron a la tercera edición de los premios que convoca esta fundación, el proyecto ISPAMAT de la Diputación de Huesca ha conseguido ser finalista en la categoría de mejor proyecto de entidad pública o privado destinado a ciudadanos. Los ganadores de estos premios se darán a conocer durante la ceremonia de entrega que tendrá lugar en Madrid el próximo 7 de febrero.

 

FUNDETEC es una fundación sin ánimo de lucro formada por Red.es y ocho empresas privadas. El objetivo principal de esta fundación es contribuir al fomento de la Sociedad de la Información en España mediante el desarrollo de iniciativas que favorezcan el acceso de ciudadanos, empresas e instituciones a las Tecnologías de la Información y la Comunicación.

 

El diputado delegado del área de Nuevas Tecnologías, Luis Gutiérrez, ha mostrado su satisfacción. “El mero hecho de ser finalistas de un premio de estas características es ya un importante logro y un reconocimiento a la labor que desde hace varios años realiza esta institución para acercar las nuevas tecnologías a los ciudadanos”, ha indicado.

 

El proyecto ISPAMAT está integrado en el Plan Avanza impulsado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. Luis Gutiérrez ha recordado que “este proyecto integral acoge actuaciones que aprovecharán las sinergias existentes y aprovechará las nuevas tecnologías para hacer llegar a los ciudadanos servicios como la sanidad, la educación, el turismo o atención al público”.

 

Las actuaciones se están poniendo en marcha, en primer lugar, en cuatro municipios piloto para, más tarde, intentar extender las experiencias al resto de municipios de la provincia altoaragonesa. Estos cuatro municipios son Barbastro, Jaca, Graus y Fraga, todos ellos poblaciones que cuentan con una especificidad que va a permitir la puesta en marcha de tecnologías y servicios innovadores en nuestro territorio.

 

La inversión de este proyecto asciende a un millón de euros, de los que el Ministerio de Industria subvenciona la mitad y el resto corresponde a las aportaciones de la Diputación de Huesca y de la Consejería de Ciencia y Tecnología del Gobierno de Aragón.