La Marcha Beret calienta motores con la Copa de Europa en el horizonte

La segunda edición de la 29ª Marcha Beret –la temporada pasada no se pudo realizar la carrera por falta de nieve– se celebra el próximo día 3 de febrero en el Plà de Beret de la estación de esquí de Baqueira Beret, y, como en anteriores ediciones, la fiesta del esquí de fondo empezará el día anterior, 2 de febrero, con el V Sprint Salomon. Cómo es habitual, la Marcha Beret se disputará en las distancias de 10, 20 y 30 kilómetros, todas ellas en estilo clásico.

Este año la Marcha Beret espera la participación de un total de 1.000 fondistas, una convocatoria ambiciosa como lo son los planes de futuro de esta carrera popular que es la gran fiesta del esquí de fondo. En la actualidad la Marcha Beret es una prueba FIS, pero sus organizadores quieren que de cara a la próxima temporada la Marcha dé un paso adelante muy importante. “Nuestro objetivo es que el año próximo forme parte del calendario de la Copa de Europa de larga distancia, lo que significaría un gran reconocimiento. Estamos muy animados por conseguirlo”, explica Rafa Sanmartí, director de la Marcha Beret, impaciente por la llegada de la 29ª edición de una carrera que “es especial y única perque es la fiesta del esquí de fondo, una fiesta que no se encuentra en las otras disciplinas de los deportes de invierno. La Marcha Beret combina todos los perfiles, desde el mejor corredor a una familia entera que participa y nos llegan participantes de todas partes, sobre todo de Catalunya que es la madre del fondo. Es una fiesta muy arraigada”.

Un total de 80 personas velarán el fin de semana por el buen funcionamiento de la Marcha Beret, entre ellas el grupo de voluntarios del Valle d Aran.

Sprint Salomon

El Sprint Salomon es la competición previa de esquí de fondo a la gran jornada de la Marcha Beret. El Sprint Salomon tiene lugar en las instalaciones que Jeep tiene en Arties, y se disputa en las categorías infantiles y absoluto. La dinámica de funcionamiento de esta prueba es sencilla: los esquiadores compiten de cuatro en cuatro hasta llegar a la gran final. Se permite un máximo de 32 inscritos y destaca por su espectacularidad.

Marcha Beret

Al día siguiente, domingo 3 de febrero, se disputa una nueva edición de la Marcha Beret, la prueba de esquí de fondo más importante de España y una de las más relevantes de Europa. Acostumbra a congregar a más de mil esquiadores, quienes muestran sobre el Plà de Beret toda la belleza del esquí nórdico.

De nuevo los esquiadores podrán escoger tres distancias, en función de su habilidad técnica y capacidad física. La más corta, la de diez kilómetros, transcurre en su totalidad por el Plà de Beret; mientras que la de 20 kilómetros tiene algunos tramos que se adentran por el bosque. La distancia reina es la de 30 kilómetros. Como en los anteriores recorridos transcurre en buena parte por el Plà de Beret.

La Marcha Beret es la prueba reina de la tercera edición de la Copa Catalana de Clubes de Esquí de Fondo de la Federació Catalana d’Esports d’Hivern (FCEH), y acostumbra a seducir a los mejores fondistas españoles e internacionales, ya que puntúa para el circuito de fondo de la Federación Internacional de Esquí (FIS). Junto a ellos, es normal que asistan un gran número de aficionados al esquí de fondo, de practicantes de esquí nórdico que saben de la ocasión única que representa participar en una prueba de la categoría de la Marcha Beret, que además coloca a todos los corredores el correspondiente chip de cronometraje para facilitar al finalizar la carrera la posterior clasificación por tiempos.

Hay premios para casi todos. Para los cinco primeros de cada categoría (por ejemplo, el primer clasificado de los 30 km obtiene 300 euros, más una cesta y el trofeo; por los 175 euros, más la cesta y el trofeo del tercer clasificado de la distancia reina), para el primer esquiador hombre y mujer discapacitado en cruzar la línea de meta, para el corredor/a de más edad y para el club que lleve más corredores, en una muestra más del carácter popular de la Marcha Beret.