CCOO ; Aragón se sitúa como la segunda comunidad con menos paro a pesar de la desaceleración

Según los datos de la Encuesta de Población Activa, 2007 se cerró con 33.100 personas desempleadas en Aragón, un 5,09% de la población en edad de trabajar, lo que sitúa a nuestra Comunidad Autónoma como la segunda con menor tasa de paro detrás de Navarra (4,27%) y Cantabria (4,63%), y 1,74 puntos por debajo de la media española (6,83%).

La población activa crece en 30.100 personas respecto a 2006, un 4,87%, con lo que Aragón alcanza los 649.500 activos en el cuarto trimestre de 2007 y una tasa de actividad del 58,94%, lo que supone un 1,87% más que la del año anterior. Este incremento de activos se ha debido fundamentalmente a la entrada de inmigrantes y mujeres al mercado laboral (se han incorporado unas 16.300 más), que en este último caso han pasado de una tasa de actividad del 47,75% en 2006 a una del 50,05% en 2007. El incremento de la población activa ha superado al experimentado en el conjunto español (2,71%), lo que ha permitido el acercamiento a la tasa de actividad nacional (59,12%).

El número de ocupados ha crecido en 28.100 personas, un 4,77% más respecto a 2006 y muy por encima del 2,38% nacional. Lo más significativo de este dato es que este incremento de la ocupación se ha debido en mayor medida al aumento de los puestos de trabajo femenino, ya que son 16.900 el incremento en el número de ocupadas.

La desaceleración de la economía ha ocasionado un aumento en el número de parados en este último trimestre: estos han aumentado en 2.100 personas respecto a 2006. Un dato a tener en cuenta es que el número de paradas disminuyó en 600 personas, que ha compensado en parte el incremento de trabajadores hombres que se han inscrito en las listas del desempleo (un 21,14% más que en 2006).

A pesar de la favorable evolución de desempleo y de la tasa de actividad, el paro femenino (6,53%) es muy superior al masculino (4,02%) y la tasa de actividad de las mujeres (50.05%) se sitúa 17,9 puntos por debajo de la de los hombres (67,94%). Estos datos denotan que los problemas de empleo en Aragón siguen teniendo un claro componente de género con una menor tasa de actividad, ocupación y en general con peores condiciones laborales en las mujeres respecto a los hombres, aunque haya que destacar que la tasa de paro femenina en Aragón sea la segunda más baja de España.

La temporalidad, a pesar de los primeros efectos de la reforma laboral puesta en marcha desde julio de 2006, continúa siendo un grave problema en el mercado de trabajo aragonés. En el pasado año finalizaron los incentivos a las conversiones de eventuales a fijos, lo que unido a la desaceleración del ritmo de creación de empleo, vuelve a determinar un aumento de la tasa de temporalidad.

Para CCOO Aragón se hace imprescindible actuar sobre la elevada temporalidad y el fraude en la contratación que se da en nuestro mercado de trabajo. Considera que la mejor vía pasa por “una definición legal más precisa de la contratación de duración determinada y su uso por parte de las empresas”. “Una mayor regulación de la subcontratación se hace imprescindible no solo para reducir la temporalidad sino para evitar su consecuencia más perversa, que es la elevada siniestralidad que se da en determinados sectores donde prolifera esta práctica”, añaden.

Para paliar estas fallas, CCOO de Aragón apuesta por un modelo productivo que se base más en la innovación e investigación, así como en la cualificación de los trabajadores y trabajadoras, frente al “beneficio a corto plazo, con escaso valor añadido y de fácil deslocalización a otros territorios”.