Nacho Manzano muestra los fundamentos de su cocina de raíz en Huesca

Nacho Manzano, uno de los máximos exponentes de la gastronomía asturiana, director del restaurante Casa Marcial y poseedor de una estrella Michelín, impartía en Huesca un nuevo taller de Gastronomía. En él mostraba los fundamentos de su gastronomía, basada en productos de la tierra y en la innovación de las preparaciones.

Nacho Manzano quiere ser un cocinero modesto, hasta el punto que quita importancia a su trabajo y considera que el mundo de la restauración está sobrevalorado en estos momentos en España. Aun así, los reconocimientos le han llovido en los últimos tiempos. Además de la Estrella Michelín, que obtuvo en 1999, Manzano ha recibido diferentes galardones entre los que destacan el Premio Bidasoa “Plato joven de cocina 2003”, el segundo premio nacional “Cocina del Bacalao”, Giraldo 2004, el Premio “Plato del Año” de la Guía “Lo mejor de la Gastronomía 2005”. Asimismo ha participado como ponente en los más importantes congresos de gastronomía del país y viene de participar en la Cumbre Internacional Madrid Fusión 2008.

Respecto a este último certamen, dice que no ha visto nada nuevo o que le llamará de forma especial la atención.

El restaurante que regenta, Casa Marcial, se sitúa en Arriondas, a 10 kilómetros del mar, pero en plena montaña Asturiana. Es un negocio de culto, al que se acercan los buenos aficionados a la gastronomía, lo que le permite ser arriesgado en las preparaciones, explica Manzano, porque el público al que suele atender es un público entendido en su mayoría.

En el taller que impartía Manzano, elaborará preparaciones como setas, trufas, hierbas con jugo del bosque y picada de castañas y manzana, piel de sardina con alga ahumada, Veloute de oricios, con alcachofa, apio y trufa, Llampares, sidra, tomate, jamón y cebolletas o Carrillera de Ternera con jugo de judia verde, yuca glaseada y trufa

Manzano es uno de los chefs más destacados del panorama nacional. Es propietario de dos flamantes restaurantes en Asturias 'Casa Marcial' en Arriondas, que ostenta una estrella Michelín, y otro de más reciente apertura en Gijón 'La Salgar'. Ambos establecimientos son sendos referentes del buen comer en la zona siendo el primero de ellos de concepción más moderna y, más clásico su restaurante de Gijón.