Investigación contra grandes tramas y blanqueo de capitales, objetivo de la Agencia Tributaria

La Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) intensificará en 2008 su lucha contra las grandes tramas de fraude fiscal y el blanqueo de capitales con el desarrollo y consolidación de las 30 nuevas unidades de investigación creadas durante 2007. Estas nuevas unidades se unieron a las 11 ya existentes y centrarán todos sus esfuerzos en la identificación de las formas más graves y complejas de fraude, con especial atención en la investigación de entramados societarios y la utilización de paraísos fiscales con el fin de ocultar la titularidad de rentas o patrimonios y su posterior reciclaje en el circuito económico.

En este ámbito es esencial la colaboración entre organismos públicos así como la judicialización de los casos de delito fiscal a través de la presentación de las correspondientes denuncias por parte de la Agencia Tributaria.

La Agencia Tributaria mantendrá también en 2008 las actuaciones dirigidas al conocimiento y control tributario de las operaciones económicas en las que se utilizaron un gran número de billetes de alta más concretamente los billetes de 500 euros. Estas actuaciones, ya iniciadas en 2007, se completarán con la actuación inspectora en aquellos casos en los que pueda existir incumplimiento de obligaciones tributarias, con su posible judicialización en los casos de delito fiscal.

En el Plan de Control Tributario 2008 la Agencia Tributaria acentuará su esfuerzo en el sector inmobiliario puesto ya en marcha con el Plan de Prevención de Fraude Fiscal. En este sector se mantiene el porcentaje más significativo de las actuaciones del departamento de Inspección, con la búsqueda del control integral del proceso urbanístico, desde la promoción inmobiliaria, la compra-venta, alquileres, y las actividades de los no residentes. Este control se beneficiará de la nueva información derivada de la incorporación del número de referencia catastral de los inmuebles en los contratos de suministros.

También se mantiene como un área prioritaria de la Agencia Tributaria la detección de tramas de fraude en el IVA, la utilización de facturas falsas y el control de las solicitudes de devolución, especialmente de contribuyentes relacionados con tramas de fraude.

En el departamento de Aduanas e Impuestos Especiales destaca el desarrollo de la figura del Operador Económico Autorizado. Ante los nuevos retos de la gestión aduanera como son la globalización del comercio, la protección del consumidor y la seguridad, la Agencia Tributaria está realizando un esfuerzo en tres áreas: la tecnológica, con los escáneres para el control no intrusivo de mercancías o las nuevas patrulleras de Vigilancia Aduanera; la de gestión, con una mayor demanda de información y nuevos procesos; y la jurídica, con la creación de nuevas formas de relación con las empresas. En este sentido, el Operador Económico Autorizado, cuya solicitud puede hacerse desde el 1 de enero de 2008, viene avalado por una directiva europea que permitirá una relación de confianza para aquellos importadores y exportadores que justifiquen un nivel de fiabilidad adecuado en todas sus actividades comerciales y en sus cumplimientos tributarios, y que se beneficiarán de una relación más directa en sus trámites aduaneros, con la importancia que ello tiene para sus planificaciones logísticas.