La Fiscalía aplicó medidas a 1.490 menores por violencia juvenil

La Fiscalía de Menores puso en marcha 1.490 medidas a chicos y chicas por violencia juvenil en 2007. La  mitad de los casos pudieron resolverse con programas educativos y servicios a la Comunidad,  esto es sin juicios. La mayor sensibilidad de la sociedad hace que hayan aumentado las denuncias por violencia en la familia y el entorno escolar. También se incrementan los delitos de bandas juveniles, aunque el fenómeno no es preocupante.

 

Lo más destacable es que de las 1.490 medidas puestas en marcha por Fiscalía y el Instituto aragonés de servicios sociales, -la mitad-, 610 se han resuelto con un programa educativo en el que el menor pide perdón a su víctima, paga los gastos ocasionados y presta servicios a la comunidad para reparar el daño. Es una medida que está dando sus frutos, ha conseguido evitar reincidencias y ha disminuido el número de estos pequeños delitos.

116 menores se encuentran internados en el centro de reforma, es sólo uno más que en 2006. Además, están funcionando muy bien los planes de convivencia en los centros escolares y el número de delitos graves es menor. Eso sí, una mayor sensibilidad social ha provocado por ejemplo que aumenten las denuncias por violencia en el hogar contra los padres o hermanos. En 2006 fueron 22 casos, el pasado año 48.

La misma situación se repite en el aula donde los programas de convivencia están siendo efectivos. En cuanto a la violencia callejera o de bandas, la Memoria de la Fiscalía habla de 8 detenidos, 6 más que el año anterior. Es un fenómeno muy controlado.

En la misma línea se ha pronunciado el Delegado del Gobierno, Javier Fernández que asegura que es un fenómeno incipiente pero muy controlado.

1