Feria de la Candelera en Barbastro

Este sábado se celebran cuatrocientas noventa y seis ediciones ininterrumpidas de la tradicional feria de la Candelera, en la que van a participar más de doscientos ochenta feriantes, y está previsto repartir siete mil candelas y más de tres mil quinientas caretas. La feria se ubica entre Plaza de Aragón, Paseo del Coso, General Ricardos, Plaza del Mercado, Plaza Diputación, Corona de Aragón, y Avda. Pirineos. El alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, destaca que la feria de la Candelera es un “referente en Aragón”.

El acto tradicional tendrá lugar a las 10´30 horas en la Santa Iglesia Catedral en el que se bendecirán las candelas y caretas. La feria está organizada por el área de desarrollo del ayuntamiento de Barbastro, y cuenta con la colaboración de la mesa dinamizadora “Barbastro Comercio Activo” y grupo tradiciones. El presidente del área de desarrollo del ayuntamiento de Barbastro, Jesús Lobera, destaca que “sin ningún género de dudas la feria más importante por tradición y por asistencia de público y expositores es la feria de la Candelera”.

Los orígenes de esta popular feria datan del 22 de septiembre de 1512 cuando la Reina Doña Germana de Foix concedía el privilegio a la ciudad de Barbastro para que celebrara una feria duradera doce días antes y otros tantos después de la Purificación de Nuestra Señora. En la actualidad ha quedado reducida solamente a un día, el dos de febrero que este año es sábado.

El aumento de puestos es importante respecto al año pasado. Los feriantes proceden de Cataluña, Navarra, Valencia, Galicia, Aragón y sur de Francia, principalmente aunque también se dan cita de otras zonas de España. Además son habituales los feriantes del mercadillo del primer sábado de mes y artesanos de la Comarca de Somontano. Los visitantes pueden adquirir calzado y textil, bisutería y complementos, repostería y panadería, quesos, embutidos, entre otros productos.

La mesa dinamizadora “Barbastro Comercio Activo” participa de nuevo ofreciendo a los visitantes palomitas y caldo caliente en el stand, situado en la plaza de la Diputación, pero este año no se reparten tostadas con ajo y aceite. En esta ocasión, y con motivo de que la fecha de la feria sea sábado, Ángel Anoro, miembro de la mesa, explica que “los comerciantes deberán estar más pendientes de sus establecimientos y no podrán participar como quisieran en el puesto, pero muchos de ellos han pedido promocionar sus productos en este lugar”.

El feriante más antiguo, la familia Vilas de Graús, este año no puede asistir a la tradicional ferial de la Candelera. Después de la asistencia ininterrumpida durante cuatro generaciones, por motivos familiares y profesionales, según confirmaba, Luis Vilas, no ocuparán el espacio tradicional en el paseo del coso.

Luis Vilas explica que le “da mucha pena y que aunque la gente no se lo cree” este año resulta imposible su presencia, al mismo tiempo que manifiesta que este sábado tendrá un recuerdo muy especial para Barbastro, la Comarca de Somontano y la feria de la Candelera.

Comentarios