La trufa protagoniza las actividades de la Ferieta de Aínsa

La Ferieta de Aínsa se celebra este fin de semana en la capital del Sobrarbe con muchas actividades para disfrutar de estos días de feria, donde el pueblo entero se viste de fiesta. José Antonio Murillo, director de la Ferieta, explica que el objetivo actual de esta feria es “unir la tradición y la modernidad”. De este modo, entre los puestos que estarán ubicados en la plaza Mayor y en la zona del castillo, se encuentran elementos artesanos, de agroalimentación, materiales novedosos para la cotidianeidad, y muchas actividades para disfrutar de la feria.

Esta feria se viene realizando, de manera ininterrumpida, desde el siglo XI, cuando los mercaderes aragoneses y franceses se daban cita en la plaza para intercambiar su ganado, sus confecciones textiles, y sus joyas, entre otros productos. La Ferieta ha evolucionado, y ahora su principal fin es ofrecer razas y variedades autóctonas de animales y vegetales, como vacas pirenaicas, ovejas del Pirineo, gallinas del Sobrarbe, cerdo latón, y especies de árboles frutales recuperados y aclimatados en la comarca. Murillo explica que “el pueblo espera esta feria como si de una fiesta se tratase, engalanando las casas, porque es un encuentro anual con la gente de la comarca”.

Además de la feria con sus puestos, la Ferieta de Aínsa cuenta con un programa de actividades, entre las que destacan las jornadas truferas, y los talleres culinarios sobre este producto. Exposiciones sobre aves y montañas, y degustación de productos típicos como el caldo de gallina de Sobrarbe también se darán cita en esta feria, que cuenta además con el encanto de tener una hoguera en el centro de la plaza para que los allí presentes puedan asar su carne. Los niños estarán presentes en uno de los actos más emblemáticos con la entrega de pequeñas carrascas para que los chavales las planten, con el fin de que “conozcan el símbolo del Sobrarbe, reforzando el nexo de unión entre los niños y la feria”.

Comentarios