Cartas al director : MONEGROS: parque a gran escala

Juan Fernando Tella Sierra

Han tenido que ser los americanos de Orlando los que vean en la estepa monegrina lo que nuestros ciegos Marcelino y Biel no han tenido salero de ver en sus más de ocho años de gobierno. Y es que estos señores que tantas plataformas logísticas han impulsado, se dan cuenta “ahora” de la situación geoestratégica de nuestro comarca, que por aquí hay una autopista, una futura autovía, el AVE, el canal, el pantano de Mequinenza, el gaseoducto o una la línea de alta tensión.

Ahora equilibramos el país a base de casinos y parques temáticos, pero a nosotros nos hubiera gustado equilibrarnos con las 1.300 hectáreas de PLA-ZA y sus siete mil puestos de trabajo, con sus correspondientes viviendas, y así poder dejar esas estepas y las de Arcorsur, Valdespartera o San José en su estado natural, con pajaricos y todo. O equilibrarnos con esas instalaciones post-Expo, que se van a llenar de cientos, miles de funcionarios de Departamentos de la DGA y facultades de la Universidad y que pudieran las milenarias huertas de Ranillas recuperar su ecosistema. Ahora se dan cuenta de que, para crear vida donde no la hay, o para equilibrar territorialmente Aragón, solo hay que tener voluntad de hacerlo. Pero claro, ¿cómo van a renunciar al electoralismo barato de llevar a cabo todas las infraestructuras y proyectos posibles en esa fábrica de votos que es la ciudad de Zaragoza?

Este gobierno aragonés, que parece va a durar muchos años, nunca nos ha dado, ni nos dará, ese modelo de desarrollo rural que todas las comarcas despobladas necesitamos. Nos ha negado el pan y la sal industrial durante décadas, por eso ahora nos comeremos esta ocio-hamburguesa a gran escala, aunque se nos dispare el colesterol.

Comentarios