¿Voluntad política?

Luis Laiglesia

Es cuestión de voluntad política.

Es la frase que esta semana nos ha dejado Cesar Trillo, el Presidente de Riegos del Altoaragón, cuando se refería al nulo interés que existe en hacer nuevas obras de regulación en nuestros ríos.

En efecto, señor Trillo, es cuestión de voluntad política que un proyecto salga adelante o no. Y por lo que sea, ni este ni otros gobiernos consideran prioritaria la construcción de pantanos.

Pero es que, además, ustedes, los regantes, por lo que sea, no gozan de consideración social. Ustedes que son los que nos dan de comer, los que ven como sus producciones en ocasiones son vilipendiadas por los almacenistas e intermediarios. Ustedes no tienen, lo que se dice, muy buena prensa desde hace algún tiempo.

Ni la inundación de pueblos se puede permitir la actualidad, yo así lo creo, ni tampoco el no hacer nada, y el Gobierno de la Ministra Narbona se ha instalado en el ostracismo más absoluto en lo que a regulaciones se refiere, y si alguien piensa lo contrario le pediría pruebas.

Llevamos décadas debatiendo sobre lo que se tiene que hacer y lo que no. Décadas en las que no se ha ejecutado una sola obra. Eso sí, se han puesto miles de hectáreas en regadío con la misma agua y los agricultores han invertido en modernizar sus explotaciones; pero la administración cero.

Me duele que nadie diga nada al respecto. Los obispos a lo suyo, a darle caña al gobierno, el PP aragonés intentando que el trasvase no aparezca en los programas electorales y el PSOE mirando al cielo como si la cosa no fuera con ellos.

En efecto amigo Trillo, es cuestión de voluntad política.

Comentarios