1.222 participantes en la 29 Marcha Beret de esquí de fondo

Después del obligado paréntesis de un año provocado por la falta de nieve, la Marcha Beret ha regresado al calendario con mucha fuerza. Unos 1.200 participantes han confirmado este domingo en el Plà de Beret el poder de convocatoria de una prueba que este año ha llegado a su 29 edición llena de energía y con la aspiración de crecer y formar parte del calendario de la Copa de Europa la próxima temporada.

La Marcha Beret ha vuelto a llenar de aficionados y público el Plà de Beret en una jornada que ha reiterado el carácter popular de la carrera y también su perfil más competitivo, con unos registros de tiempos muy bajos en las tres distancias de 10, 20 y 30 Km a las que han hecho frente los participantes, todas ellas en estilo clásico. Francia ha dominado el podio de la categoría reina, los 30 km, con las victorias de Cecile Gasser (1h.36.23) y Gray Gareth (1h.17.11).

El primer puesto en la carrera de 30 Km hombres ha sido especialmente reñido, puesto que a sólo un segundo del ganador ha cruzado la meta el andorrano Francesc Soulié, que debutaba en la Marcha Beret y venía de adjudicarse el sábado el VI Sprint Salomon, la tradicional y espectacular fiesta previa a la marcha. También en la categoría masculina pero en la distancia de los 20 Km, el catalán Josep Botnach ha conseguido el segundo lugar. El corredor de la Federació Catalana d’Esports d’Hivern que compite con la selección estatal ha conseguido un tiempo de 51:54, a poco más de un minuto del ganador, el vasco Joseba Rojo (50.23). Curiosamente el hermano de Rojo, Imanol Rojo, ha sido el vencedor en la categoría de los 10Km, la que registra una mayor participación. La deportista de Jaca, Bea Blanes, que salía de una lesión y ha vuelto a la competición, ha sido la primera en los 10 Km (31.33), mientras que en los 20 Km damas ha ganado Maeva Chapot (1h.06.47).

Los participantes han disfrutado del buen estado de un trazado que se empezó a preparar hace apenas una semana bajo la supervisión de Miquel Comes. El recorrido de 10 km, el más fácil técnicamente, registraba 99 metros de desnivel, por los 230 de las categorías superiores. El punto más alto del recorrido estaba situado a 1.901 metros y el más bajo a 1.801 metros.

El buen tiempo y las excelentes condiciones de la nieve y el trazado han contribuido al éxito de la fiesta popular del esquí de fondo. Una vez más, familias, aficionados de hasta seis años, jóvenes muchos de ellos disfrazados para celebrar el carnaval y deportistas profesionales han compartido una matinal de deporte.

El nuevo reto de la Marcha Beret pasa ahora por la Copa de Europa. Estos días ya ha habido conversaciones al respecto y en un plazo de dos semanas se podría conocer respuesta.

Comentarios