La SD Huesca es mucho líder

Ya son tres las jornadas que el equipo azulgrana ostenta el primer puesto y está respondiendo bien a los ataques de los rivales que están también en la parte alta de la clasificación y cada jornada está demostrando que no solo está preparado para terminar entre los cuatro primero, sino que además puede optar al título de campeón en este grupo. La demostración de compromiso del equipo ante el Real Unión es una buena muestra de ello y por eso el Huesca se ha ganado el respeto de todos los rivales que ya le sitúan como el conjunto más difícil de batir de este Grupo II.

Aunque de puertas hacia adentro el mensaje sigue siendo el mismo de prudencia y calma, han pasado 23 jornadas y los 44 puntos con 12 victorias, 8 empates y tan solo 3 derrotas permiten a los oscenses mantenerse en lo más alto de la clasificación y ser aspirantes a todo.

No se pudo reforzar el Huesca en el mercado invernal, pero la aportación de hombres como Tito, que reaparecía después una larga lesión, o Pereira, del que se espera mucho más todavía, así como la vuelta de Rigo y Borrego hacen que Villanova pueda tener opciones cuando hay ausencias importantes como las de Corona y Roberto este domingo. El equipo no se resintió, si no todo lo contrario y con un sensacional Rico dio muestras que todo el potencial que tiene.

Villanova indicaba al final del encuentro que “no cabe duda que antes del partido estábamos, no nerviosos pero sí muy activos porque había ganado el Zamora. Afortunadamente estamos respondiendo bien a todos estos acercamientos del resto de equipos. El equipo no baja la guardia y al revés, cuando peor se ponen las cosas es cuando saca la casta y el fútbol y sumamos los puntos. De momento seguimos allí arriba y el domingo tenemos otro partido complicado en Baracaldo, pero ya digo que si el equipo sigue con esta dinámica podemos ganar en cualquier sitio”.

Pero el mensaje que lanza el vestuario es también para la afición puesto que es increíble el apoyo que está prestando, tanto dentro como fuera, a los jugadores: “Yo creo que cuando nos vieron que estamos un poco tocados se vino arriba. Empezaron a gritar Huesca... Huesca .... y coincidió con la reacción del equipo lo que quiere decir que cuando estamos todos juntos es difícil de ganarnos”, señaló también Villanova.

Tras disfrutar de esa victoria llega el momento de pensar en el Baracaldo, cuarto clasificado, y un equipo que está en buena forma. La visita a tierras vascas será de nuevo muy comprometida, pero este Huesca respeta a todos los rivales, pero no tiene miedo a nadie.

Comentarios