Victoria Sanagustín se compromete a gestionar y presionar para el retorno de todos los bienes religiosos del Aragón oriental, incluidos los de Sijena

Victoria Sanagustín, candidata del Partido Aragonés (PAR) al Congreso por Huesca, ha reafirmado su compromiso para reivindicar y “aplicar la capacidad de gestión y presión que los aragoneses nos concedan con su apoyo”, a fin de conseguir cuanto antes el retorno de todos los bienes artísticos, históricos y religiosos de las parroquias del Aragón oriental y del Monasterio de Sijena.

“Defenderemos lo que es justo -ha añadido- y por ese mismo motivo, seremos inflexibles, porque es evidente que este asunto no sólo está pendiente desde hace mucho más tiempo del admisible, sino que cada novedad que se produce empeora la situación”.

La candidata del PAR ha puesto como ejemplo, “la actitud del consejero catalán de Cultura. Por un lado, anuncia un posible recurso ante los tribunales para retener los bienes, cometiendo una intromisión que sólo enquistará más aún la solución. Por otro lado, en una clara falta de respeto, llegó a afirmar que podían ‘facilitar’ copias de los bienes para resolver el conflicto. Las copias que se las quede”.

Victoria Sanagustín ha apoyado la postura exigente del Alcalde de Villanueva de Sijena, “respecto a un tesoro artístico que por acción, por omisión o con clamorosos errores, además de una dilación exagerada en el Tribunal Constitucional, está bloqueado. Hay que ser críticos con todo ello pero a continuación, ponerse realmente a trabajar, involucrando a la administración central si llega el caso para que esta cuestión no permanezca en vía muerta”.

“Si la comunidad de monjas del monasterio se ha extinguido -continúa-, no es motivo para pensar que está todo perdido, porque a nuestro juicio, la titularidad está clara y en Cataluña lo saben. ¿De dónde y cómo salieron esos bienes de Sijena? Una respuesta honesta señala dónde deben estar”.

Finalmente, para la candidata del PAR, “se está abusando de la buena fe y de la voluntad de diálogo de los aragoneses, y aunque haya que insistir, no debemos en modo alguno dar el corto paso que separa a los buenos de los tontos”.

Comentarios